A Sala Llena

Cock

alt

Cock

Versión y dirección: Daniel Veronese. Autoría: Mike Barlett. Diseño de Escenografía y Arte de Video: Alberto Negrín. Diseño de Iluminación y Supervisión Técnica: Marcelo Cuervo. Diseño de Vestuario: Laura Singh. Productor general: Sebastián Blutrach. Elenco: Juan Gil Navarro, Eleonora Wexler, Jorge D’Elia, Diego Velázquez. Prensa: SMW

El amor es carencia

Todo está contado ya. Todo. Y el amor, parece ser el tema universal, aquello que nos atraviesa hondo, como la quintaesencia del ser humano. Ahora, palabrear el amor de forma original, con la franqueza de un texto inteligente y actuaciones al nivel de los sentimientos que se comunican, es el fuerte de Cock. Sumirse en ese espacio casi desnudo, donde los cuerpos toman la potencia de la palabra, como el sugerente título de la obra, que metafóricamente corresponde al órgano sexual masculino – eso que se tiene o no -, es abrir los sentidos, dejar fuera los prejuicios, cualesquiera sean, y dejarse inundar por el cuestionamiento.  Porque el meollo de esta obra exquisita es la carencia, la falta, la soledad eterna a la que estamos condenados; caer en esa verdad es lo que destroza: la compañía del otro no sugiere la finalización de nuestra soledad primaria.

Cock es la historia de una decisión, como cualquier camino que se debe tomar en este viaje que es la vida. Una decisión que tiene que ver con uno mismo, con la identidad, con la consolidación de un futuro a través de las resoluciones del presente. Y también es aquello que se deja a un lado, el atajo que no se toma, el “no retorno” y el bendito, y a veces complejo, libre albedrío.

Inconscientemente, se va por la vida pasando por situaciones que marcarán para siempre nuestro destino. Cock pone la lupa sobre un momento particular de la existencia de un hombre, como cualquier otro, que debe elegir. Elegir como si fuese tan sencillo, elegir quién es, elegir de qué manera la sociedad hipercrítica lo catalogará. Ese es el sufrimiento y ese es el punto de partida para que se deshilvane un diálogo profundo, empapado de comicidad y dramatismo, llevado a la perfección por cuatro actores que pasan por el cuerpo, por esa piel desnuda -más allá de sus vestimentas- el peso de cada palabra que gesticulan; porque no hay un solo vocablo que sobre, cada uno de ellos es símbolo y a la vez acción.

Con actuaciones contundentes y naturales, tan lejos de los estereotipos como el guión lo exige, el espectador se adentra en esa complejidad absoluta de la sexualidad, el amor, las necesidades y los mandatos. Se destaca particularmente la actuación de Eleonora Wexler tan eficaz en los fragmentos escapistas del humor, como el dramatismo absoluto. Juan Gil Navarro, Diego Velázquez y Jorge D’ Elia llevan adelante, de manera certera, personajes con perfiles claramente marcados, concretos, en los que las más mínimas gesticulaciones hablan, muestran y sugieren.

La puesta en escena manifiesta una absoluta comprensión del espacio y del relato.  La utilización de los pocos elementos presentes en el escenario colabora coherentemente con la historia. Una silla, un sillón y una mesa redonda, modifican su funcionalidad para cada una de las situaciones – un sillón puede ser lugar para el sexo y la experimentación, y luego, lugar de charla social o discusión, así, exactamente como cambia el ser humano y sus circunstancias. La iluminación acompaña claramente los estados de ánimo; los arrebatos de pasión, los arrebatos de bronca, la calma del vislumbre de una solución, la desilusión de saberse aún perdidos.

La versión y la dirección que realiza Daniel Veronese de esta obra mundialmente célebre potencia al máximo cada gesto de los actores, cada palabra, cada clima y principalmente la historia, que en su supuesta simpleza esconde la densidad de varias cuestiones existenciales. Y una esencial: ¿Quiénes somos?

Ir a mirar, escuchar e impregnarse de Cock es saber que el corazón – y no la mente -, se hará varias preguntas. Esa es la magia que se despliega en el escenario y que el espectador se llevará más allá del saludo final. ¡Brillante!

Teatro: Paseo La Plaza – Av. Corrientes 1660

Funciones: Miércoles, jueves, domingo: 21.00 hs – Viernes y sábados: 21.30 hs

Entradas: Desde $ 160
alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →