A Sala Llena

Crónicas de la Gran Serpiente

Crónicas de la Gran Serpiente (Argentina, 2010)

Dirección y Guión: Darío Arcella. Producción: Marina Rubino, Grupo Documenta. Duración: 82 minutos.

Crónicas de la Gran Serpiente es otro de los documentales que es estrena esta semana cuya temática se centra en los pueblos originarios.

Tiene un comienzo más que interesante con imágenes fabulosamente encuadradas y fotografiadas que muestran montaña, río, desierto, piedra, cerro, valle… toda una geografía mostrada como inerme al paso del tiempo. Como si fueran testigos eternos de la existencia. Luego comienza a aparecer vida animal. Insectos, un ave, un antílope. Las imágenes se van sucediendo como una crónica de la creación hasta llegar a algunos grabados milenarios en las paredes. Aparece el hombre y con él una voz que va contando en lengua mapuche y con ayuda de una secuencia animada, una suerte de génesis que supuestamente (no está aclarado) aparece en la Historia Mapuche de 1593 escrita por Lonco Antupillán.

A partir de aquí (unos veinte minutos de película) el director va mechando pasado y presente alternando imágenes, ilustraciones antiguas y textos del siglo XVI de López de Gomara, Alvar Nuñez Cabeza de Vaca, Fernández de Oviedo, Pedro de Aguado, Fray Bartolomé de las Casas, etc; con imágenes de archivo y entrevistas actuales a mapuches que van contando y describiendo con sus palabras la esencia de los pueblos milenarios de América. Lo que se intenta en este segmento es claramente una toma de conciencia de la crueldad bestial con la que los conquistadores trataron a los habitantes de América para imponer sus leyes y autoridad en desmedro del legítimo derecho de los verdaderos dueños de estas tierras.

Toda esta parte de narraciones y voces en off van acompañadas con una serie de secuencias en las cuales vemos que los rituales y costumbres de los pueblos originarios no han cambiado sustancialmente con el paso de los siglos.

Hay una  propuesta muy interesante en esta película. Una dualidad en la que el director documenta haciendo ficción en off por un lado y por el otro hace ficción con documentos actuales e históricos.

Si bien en el año hubo muy buenas películas que proponían revisar el pasado en busca de legitimar a quienes corresponde la mística y la posesión de estas tierras (como Tierra Adentro o Ceremonias de Barro) sin dudas Crónicas de la Gran Serpiente es la que mas ahonda en el tema. Hay una evidente preocupación por mezclar los encuadres con el idioma autóctono, como si las voces del pasado todavía estuvieran presentes en el recorte del tiempo que la cámara hace.

Sin embargo, el ritmo narrativo es un poco mas lento que los ejemplos anteriores y hasta el tono de cada voz que suena obliga a bajar el nivel de ansiedad del espectador. Uno deberá tener esto en cuenta si pretende que todo se resuelva rápido. Este documental invita a una reflexión constante sobre el tema que trata y para eso es necesario un tiempo. Ese que se toma el director Darío Arcella para insistir con los planos y tomas de la geografía mientras la lengua mapuche va tirando frases concluyentes sobre su idiosincrasia y la del invasor.

Una gran introducción a un tema vigente en estos tiempos políticos o un repaso valioso para los que ya estén empapados del tema. Por lo que sea, Crónicas de la Gran Serpiente es una realización que vale la pena.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

El chef (Boiling Point)

LEER MÁS →

Ennio, el maestro (Ennio)

LEER MÁS →

Dead for a Dollar

LEER MÁS →