A Sala Llena

El Recomendado de Febrero

Frank Zappa & The Mothers of Invention – Burnt Weeny Sandwich (1970)

Frank Zappa | Voz, Guitarra, Órgano.

Jimmy Carl Black, Art Tripp | Batería y Percusión.

Buzz Gardner | Trompeta.

Roy Estrada, Don Preston | Bajo y Coros.

Ian Underwood | Guitarra, Piano, Vientos, Teclado.

Jim Sherwood | Guitarra, Voces Adicionales.

Don “Sugarcane” Harris | Violín.

Frank Zappa decía que los críticos o periodistas de rock son tipos que no saben escribir. Que suelen entrevistar a gente que no sabe hablar, y que el material que producen está dirigido a personas que no saben leer. Un despiadado… ¡pero no se preocupen!: lo que están leyendo ahora, now, no está escrito por un periodista, sino por un sociólogo, músico y melómano que hace lo que hace con mucho amor… entonces tranqui. Les traigo una nueva recomendación, esta vez, de un muy buen disco editado por Frank Zappa y The Mothers of Invention en 1970.

Burnt Weeny Sandwich es un trabajo básicamente instrumental, que combina música grabada en estudio y música en vivo. Hay solamente dos canciones cantadas, clásicas del genero doo wop, que son las que abren y cierran el disco: “WPLJ” (de The Four Deuces) y “Valarie” (Jackie and the Starlites). Estas canciones son muy divertidas, y están muy bien versionadas por The Mothers. Al final de “WPLJ” hay una especie de rap chicano a cargo del tristemente célebre Roy Estrada, que siempre me hace acordar a los diálogos de Diego Luna y Gael García Bernal en Y tu mamá también.

El resto de las canciones sirven como un muestrario del talento de Zappa para hacer overdubs mezclando tomas en vivo con material de estudio, pedacitos de música vieja o aparecida en otros discos con música nueva y fresca, y también del talento de los músicos con los que se rodeó para poder plasmar en un disco todo ese delirio lindo que tenía en su mente. Una prueba de esto podría ser “Little House I Used to Live In”, una canción de casi 20 minutos, con varios movimientos, en donde se destaca la introducción en piano a cargo de Ian Underwood (quien fuera el coequiper de Zappa en Hot Rats) y el solo en violín overdriveado que, casi al final, ejecuta Don Harris.

Se sabe que Zappa era un violero del recontra carajo. Eso queda demostrado en “Theme From Burnt Weeny Sandwich”, un temita conformado por un solo cargado de wha wha que rescató de algún lado, al que luego le agregó una batería y una percusión demente, una acústica, un tecladito y dale que va… ¡qué genio! Y para los lights también hay: “Aybe Sea”, la más cálida acústica que vas a escuchar este verano.

Después hay una idea/canción que sería la base de la banda de sonido de 200 Motels, “Holiday in Berlin”, que en el disco viene diseccionada: primero escuchamos su obertura (en vivo) y luego su versión completa (en estudio). En la versión en estudio, otro solo de Zappa con el wha wha de Troilo nos va a poner a flotar por las nubes.

Si crees que sos experimental y queres hacerte el loco con tus amigos, pone en loop “Igor´s Boogie, Phase One” o “Igor´s Boogie Phase Two” y vemos si te la bancas…

Por ahora no tengo mucho más para decir. En realidad si: el mismo año, The Mothers editó Weasels Ripped My Flesh, otro disco que recomiendo plenamente, pero no lo escuches antes que este porque el golpe podría ser duro.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →