A Sala Llena

Hermanos

 

Hermanos

Dirección: David Paez y Miguel Di Lemme. Dramaturgia: Miguel Di Lemme y David Paez. Colaboración artística: Fernando Sureda. Diseño de escenografía: Paula Picciani. Diseño de vestuario: Deby Santiago. Diseño de iluminación: Matias Quinzio y Marcos Mendivil. Producción de cine: Payuca Producciones. Producción de Teatro: Cata Villegas. Realización Audiovisual: Payuca Producciones. Elenco: Miguel Di Lemme, David Páez, Marina Lovece, María Zamarbide, Camila Boero, Diego Santos. Prensa: Silvina Pizarro

Dos personajes que ingresan intempestivamente en escena: inquietos, molestos, con la mirada alterada y un lenguaje corporal en constante ebullición. Queda así,  manifestado desde el inicio,  los hilos de una historia que se anticipa pesada. Quizás ese impulso del comienzo vaya perdiendo fuerzas en el  transcurso del relato donde pareciera que el punto de vista pierde claridad y se desdibuja. Esto es lo que ocurre en Hermanos la obra dirigida, escrita y protagonizada por Miguel Di Lemme y David Paez en donde la temática central, la trata de blancas, no logra erigirse como tal y la relación filial que une a los dos personajes tampoco.

La obra, que se presenta todos los sábados a las 23 en Noavestruz (Humboldt 1857) se inicia con el encuentro de Juan, interpretado por Di Lemme,  y su hermano Lucas a cargo de Paez,  que desde  las primeras líneas del diálogo dejan expuesta la relación tirante que los une y que a la vez los desune, colmada de desconfianza y regada por la constante idea de traición. El lazo sanguíneo queda deteriorado por el sucio negocio de comerciar mulas, al que ingresaron como consecuencia de las deudas heredaras luego del fallecimiento de su padre. Comparten negocios y también  mujeres, razón principal  por la cual se desencadenará  una tragedia. La ambición, la traición, la pérdida de valores, el buen uso  y el mal uso de la moral y  la ética son tópicos presentes en la obra.

Las escenas in situ son intercaladas con brevísimos cortos que funcionan como “la otra manera” de contar la historia, de completar lo que quizá no se pudo en escena. Esta fusión de lenguajes resulta un atractivo, un plus acertado acorde a la era multimedial en la que vivimos, sin embargo queda la impresión de que faltó exprimir hasta el fondo las múltiples ventajas que este tipo de medio ofrece. Como el poder profundizar aún más la temática central, aportando quizá una nueva mirada con  nuevos datos a un tema tan en boga y tan tratado en la sociedad. Hubiera sido atinado utilizar esos cortos para ficcionalizar aún más la parte siniestra de un negocio tan oscuro y urdido como es la trata de mujeres y drogas.

Con un buen manejo del escenario por parte de los actores, sumado a una lograda gestualidad capaz de decir sin necesitar palabras, y el buen uso de los silencios, logran generar en su conjunto un ambiente de intriga y tensión. Sin embargo esa eficacia decae en escenas claves, donde queda la sensación de que a las interpretaciones les faltó un mayor carácter, mayor fuerza, imprescindibles  para lograr hacer partícipe al espectador en todo momento de esta intrincada  trama.

Teatro: Espacio cultural NoAvestruz, Humboldt 1857, Palermo

Funciones: Sábados 23 hs.

Entrada: $35 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Nocebo

LEER MÁS →

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Triangle of Sadness

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS