A Sala Llena

Hernanito

alt

Hernanito

Dramaturgia y Dirección: Alejandro Acobino. Escenografia y Vestuario Amelio Cardozo Gill, Rodrigo González Garillo. Diseño de Luces: Marco Alvarez. Elenco: Rodolfo Demarco, Fernando Gonet. Prensa: Carolina Alfonso.

Un trauma duerme dentro de un galpón, allí Juan Jorge intenta llevar adelante un proyecto; una Pyme dedicada a las pequeñas piezas mecánicas: para ello debe contratar mano de obra y dejar atrás definitivamente su vocación silenciada. Alejandro Acobino escribe y dirige una pieza dura y melancólica, la cual logra crear una conexión increíble con el publico a través de diálogos interesantes, trabajados desde el orden mental de cada personaje, con una puesta inteligente y un manejo atento del humor.

Rodolfo De Marco encarna a este hombrecito que no puede con el mismo; un jefe no puede ser jefe si cae rendido ante sus debilidades, un patrón con todas las letras no tiene otro patrón: Mastronardi, personaje tácito que llama por teléfono para ver como van los pedidos y apretar a Juan Jorge. Mientras tanto este se denomina como un jefe de primer nivel pero no puede enfrentar a su empleado, al cual admira, teme y discrimina: todo al mismo tiempo.

Las situaciones que se generan en torno a Salinas, obrero de la metal-mecánica, padre de familia y evangelista fiel a sus creencias y a su vocación – son complejas, provocan una sensación extraña, entre lugar conocido, vergüenza ajena y curiosidad, se destaca un  trabajo impecable de Fernando Gonet, quien maneja de manera natural los silencios y logra generar un sentimiento de ternura, a pesar de su dureza.

Lo mismo sucede con el maravilloso personaje de Juan Jorge, un canalla que  invita a al carcajada, dominado casi completamente por su inclinación hacia la ventriloquia, un talento que esconde en un armario, pero que lo acompaña en sus momentos de soledad: Charulo, es ese muñeco maldito que cobra vida y habla a través del artista, es quien marca más efusivamente las diferencias entre Salinas y Juan Jorge…

Hernanito supo conjugar la magia que posee una rutina de ventriloquia dentro de la atmósfera del mundo fabril. Renglón aparte se merece un preciso y representativo diseño de escenografía, que junto con el sonido y luces, subrayan un esplendido trabajo actoral.

Teatro: Teatro del Abasto – Humahuaca 3549

Funciones: Jueves 21,00 hs

Entrada: $60

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →

La huérfana: el origen (Orphan: First Kill)

LEER MÁS →