Jorge Marchisio

1. El Cisne Negro: Darren Aranofsky demostrando que puede hacer cine de género, comercial y multitudinario, pero aun así manteniendo su estilo tan personal. Natalie Portman en una actuacion que dificilmente se olvidará y ganando un merecido Oscar. Junto con una potencia sonora y visual arrolladora; El Lago de los Cisnes nunca estremeció tanto.

2. Temple de Acero: Los hermanos Coen logran hacer una remake que supera al original, y el enorme Jeff Bridges hace olvidar a John Wayne. Junto a ellos se suman la por entonces desconocida Hailee Steinfeld en un papel que la pone como joven promesa actoral. Los Coen no solo mantienen vivo a un genero que se resiste a morir, sino tambien a cada film se consolidan como lo más interesante y  auténtico que puede ofrecer Hollywood en la actualidad.

3. Medianoche en Paris: La película que Woodie Allen se debía a si mismo filmar en el viejo continente. Reviviendo y encontrando en la carrera de Owen Wilson a su mejor equivalente delante de cámara, Allen nos regala una de las comedias más emocionales que se le recuerde. Film que debería ser considerado sinónimo de cine.

4. Súper 8: El tándem Spielberg-JJ Abrams prometía, y el resultado final cumplió con creces. Con constantes homenajes al cine de aventura clásico de los 80’s, se nos presenta una obra sobre la amistad en la infancia, el primer amor y ese difícil paso que es de ser un niño a ser un adolescente. Todo con un aroma a lo mejor de Lost.

5. Lazos de Sangre: La pequeña gran película del año. Enmarcada bajo el axioma de que “menos es más”, la candidata al Oscar se presenta como un film crudo, frío y real sobre la vida de una pacífica adolescente en el mundo de los rednecks. La irreconocible Jennifer Lawrence demuestra también que es mucho más que una hermosa mujer, entregando una demoledora actuación.

6. El Padrino: El re estreno más potente del año. Indudablemente verla en cine cambia toda percepción que se tiene de ella cuando se la vio únicamente en DVD o Blu Ray. La llamada “Mejor Película de la Historia” reafirma el apodo conseguido, y merece ser vista en pantalla grande por todo aquel que ame al 7º arte.

7. Blue Valentine: Las soberbias actuaciones de los cada vez más asentados Ryan Gosling y Michelle Williams para sostener una película cruda, realista y dramática sobre una pareja en etapa de crisis. El montaje paralelo mostrando el inicio y ocaso del amor, sin términos medios, solo acentúan más el sentimiento de tristeza que termina dejando el film

8. Medianeras: Una película distinta, muy chiquita pero realizada con mucha inteligencia. Con personajes caricaturescos pero muy cercanos a la actualidad, se nos cuenta lo difícil que es para la gente joven encontrar al amor de su vida. Gags de los buenos, por actores poco conocidos pero que desbordan talento.

9. El Planeta de los Simios (R)Evolución: Cuando se tiene un enorme presupuesto, y la suficiente inteligencia como para saber que los efectos especiales deben ser funcionales a la historia y no viceversa, se terminan haciendo films que elevan al blockbuster a algo más que simples pasatiempos que insultan la inteligencia del espectador. Con tintes sociológicos y una crítica a la ciencia aplicada al capitalismo, sin dudas el film es una de las sorpresas del año.

10. Aballay, el Hombre sin Miedo: Fernando Spinner logra no solo mostrar que hacer western en Argentina es posible, sino que también se lo puede hacer como algo más que un film experimental. Personajes salidos del imaginario del mejor Sergio Leone, un Claudio Rissi sobresaliente y una fotografía al norte argentino que deja con la boca abierta, hacen de este “locro western” una justificada precandidata al Oscar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS