A Sala Llena

La Academia y un Desafío Generacional

Cuando pasada la medianoche argentina de hoy, en TNT se escuche a Steven Spielberg anunciar qué película se lleva el premio a la mejor del año, sabremos si la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas pudo dar un paso adelante, si pudo vencer tabúes, o eligió quedarse con sus conocidos gustos.

Este año, la pelea por el gran galardón es entre El Discurso del Rey y Red Social, en ese orden de probabilidades. Por un lado, una historia de la realeza británica, con un hombre que supera sus propias limitaciones, con la ayuda de su mujer y su terapista. Por otro lado, la serie de demandas legales a las que fue sometido el creador de la red social más importante de la historia del mundo.

Dos historias opuestas. Una de principios del siglo pasado. La otra, de hace algunos años. Una, solemne y esperanzadora. La otra, moderna, ágil y suspicaz. Dos buenas películas. Amadas por los críticos norteamericanos y los gremios de la industria.

Si El Discurso del Rey gana, sí, será la primera cinta en llevarse el Oscar a la Mejor Película teniendo como protagonista a un rey inglés. Pero no será la primera en ganar con temas como la discapacidad (Forrest Gump y Rain Man), ni con un cuento de superación personal (Vidas Cruzadas y Una Mente Brillante), ni de amistad incondicional (Million Dollar Baby y Conduciendo a Miss Daisy) y, mucho menos, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial (El Paciente Inglés y La Lista de Schindler).

En cambio, si Red Social gana, la Academia logrará un hito similar a los provocó cuando ganaron El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey, Belleza Americana y Perdidos en la Noche; filmes que por su temática o género eran difíciles de ver vencedoras años antes. En el caso de la cinta de David Fincher, tiene como centro de atención a Facebook. ¿Quién no tiene un amigo o amiga que se rehúsa a usar esa web? Que dice que jamás se haría un usuario. Y, bueno, al final, entran al vicio. Imagínense esa situación cotidiana en los más de 6000 miembros de la Academia. Claro está, no estamos pidiendo que se sumen a la red, sino que derriben sus prejuicios y tabúes, en un tema que es esquivado por varios. Hay que tener en cuenta que gran parte de los votantes son personas grandes, con más de 60 años, y Red Social es una película que no es fácil de seguir si uno no tiene conocimiento mínimo del mundo 2.0.

En cambio, El Discurso del Rey tiene corazón, emociona, divierte y, hay que reconocerlo, está muy bien filmada, excelentemente actuada y posee varios logros técnicos, lo que garantiza la adhesión de los trabajadores de esos rubros.

Lo que se intenta hacer con este texto no es castigar a una película y alentar a la victoria de otra, sino explicar la situación, que va más allá de cualquier mérito, sino de una cuestión meramente social y generacional.

¿Quién ganará entonces? El Discurso del Rey.

En el resto de las categorías, se vive una incertidumbre poco usual. Hay mucha ambigüedad. Por ejemplo, cualquiera puede ganar de las nominadas a Mejor Canción Original, Mejor Banda Sonora, Mejor Maquillaje, Mejor Dirección Artística y Mejor Actriz Secundaria.

En éste último caso, Melissa Leo es la favorita por su rol secundario en El Ganador. Pero hace algunas semanas, esta veterana actriz cayó en uno de los peores pecados a los que puede verse tentado un nominado: excedió su auto promoción. Compró una página de la revista Entertainment Weekly, y puso un aviso en donde se la veía vestida muy moderna, como una de las chicas de Sex and the City, con la leyenda “Consider Melissa Leo” (Considere a Melissa Leo). Las críticas no pararon de caer, más aún cuando comenzó a dar discursos políticos y tener aires de diva en las premiaciones. El año pasado, cuando Mo’Nique ganó en esa misma categoría por Preciosa, dijo que agradecía el hecho de haber sido galardonada por su labor, y no por la prensa. Y fue ovacionada. Este año Helena Bonham Carter (El Discurso…) o Hailee Steinfeld (la protagonista de Temple de Acero, increíblemente nominada como secundaria) podrían ser los nombres de las penas hacia Leo.

Por otro lado, nadie puede vencer a Colin Firth (El Discurso…) como actor principal, Annette Bening (Mi Familia) parece ser la gran amenaza de Natalie Portman (El Cisne Negro) como actriz protagónica, y Geoffrey Rush (El Discurso…) comenzó a sonar en las últimas semanas como una potencial sorpresa en contra de Christian Bale por su rol secundario en El Ganador.

Como anfitriones, se espera que James Franco (nominado esta noche por 127 Horas) y Anne Hathaway cumplan las expectativas, luego de dos años en los que los conductores de la ceremonia (Hugh Jackman, Alec Baldwin y Steve Martin) fueron muy bien recibidos por la crítica y la audiencia

Además, durante la velada (que será presentada por TNT desde las 22, con una hora previa de alfombra roja oficial) veremos sobre el escenario del Kodak Theatre a Tom Hanks, Kirk Douglas, Oprah Winfrey, Cate Blanchett, Kevin Spacey, Billy Crystal, Celine Dion, Reese Witherspoon, Gwyneth Paltrow y Justin Timberlake, entre otros, como parte del show, que fue presentado por sus productores como un viaje a través del tiempo de los Oscars y la historia del cine, gracias a proyectores del LEDS gigantes.

Y el show terminará a eso de la 1 de la mañana, con las ansias de esperar los Oscars del año que viene, con broncas y alegrías, sabiendo que nadie sabe nada a la hora de predecir los ganadores y, seguramente, entiendo que las costumbres de la Academia, lamentablemente, por la salud de su premio, son difíciles de cambiar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

En viaje con Pauline Kael (3)

LEER MÁS →

#SSIFF70 | Tercera crónica

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS