A Sala Llena

Liliana Barrios en “Los 36 Billares”

 

Presentación  del  C.D. “Invocación del Patio,  Astor Piazzolla por el barrio de Jorge Luis Borges”

Música: Orquesta del Maestro Walter Ríos integrada por:

Walter  Ríos / Bandoneón

Jorge Pérez Tedesco / Cello

Marisa  Hurtado / Contrabajo

Abel  Rogantini / Piano

Serdar  Geldymuradov  / violín

Juan Carlos Quachi / Dirección y arreglos

Nunca había ido a los “36 Billares” y quede fascinada con el olor a Buenos Aires que tiene.

El mobiliario, el reloj “Movado” que cuelga en el centro marcando la hora exacta, la barra  y, por supuesto, los personajes que lo abundan.

Todo enmarcaba perfecto para la Sra. Liliana Barrios, que  se hizo esperar, pero poquito.

Deslumbro  en escena enfundada en  un hermoso vestido azul y con lentes al mejor estilo de la cantante Martirio, debido a un accidente casero.

El espectáculo se realizo para presentar  su último  disco “Invocación del patio”, un trabajo exquisito con lo mejor de Astor Piazzolla conjugando el mundo del escritor Jorge Luis Borges.

La orquesta del maestro Walter Ríos, quien  heredo  el bandoneón del mismísimo Piazzolla  y los arreglos del legendario Juan Carlos Quachi,  interpreto tangos como Libertango/Milonga del Forastero, donde Liliana Barrios cantaba el poema de Borges “Patios”,  Yo soy María, Por una Cabeza, La ultima curda, Adiós Nonino, El Títere, A Don Nicanor Paredes,  Jacinto Chiclana, Otoño Porteño.

La voz de Liliana Barrios conmueve, tanto en el tono  que interpreta,  en la pasión y el alma que le pone a cada canción.

La afinación  es tan prolija que casi no se escuchan desbordes  y el ensamble con la orquesta merece una distinción por el arduo  trabajo que  ha llevado a cabo en escena.

Los músicos argentinos que tocan el tango por el mundo y  por todo nuestro  país no dejan de sorprenderme.

Todos merecen el título de “Maestros”.

Más cerca de la milonga que del tango-canción, se encontró una intérprete sutil y original que canto “en el umbral de su zaguán o en un almacén” como anhelaba Borges.

El show tuvo un breve intervalo y continuó con los temas antes mencionados y con breves relatos, pero ésta vez en un brillante vestido rojo.

Volviendo al disco, según cuenta la misma Liliana Barrios, tiempo atrás Astor Piazzolla quiso poner música a varios poemas milongueros de Borges, y así nació “El Tango”, álbum que fue lanzado hace ya 50 años con las voces de Edmundo Rivero y Luis Medina Castro.

La dupla Borges-Piazzolla no deja de resultar extraña,  ya que las preferencias de Borges eran por el tango simple, primitivo y detestaba el tango de tristes lamentos melancólicos.

Para  Borges el tango debía ser  Épica y no Lirica.

Astor Piazzolla fue y seguirá siendo en la historia de la música, un innovador en las antípodas del tango.

Alguien que eligió su rumbo en la expresión tanguera,  de un mundo que cambio de ritmo y de texturas.

Liliana Barrios va al frente con este trabajo interpretativo, que merece ser escuchado y disfrutado en un algún patio de Buenos Aires, obviamente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS