A Sala Llena

Me Moriré Supongo

alt

Dramaturgia y Dirección: Eloísa Colussi. Producción: María Eugenia Castany. Asistencia de Dirección: Oscar Cabezas. Escenografía y vestuario: María Fernanda Bohigues. Diseño de luces: Alfonsina Stivelman. Fotografía: Oscar Cabezas. Diseño de flyer: Luciano Zaldarriaga. Intérpretes: Guido D´Albo, Cecilia di Risio, Guillermo Tassara. Prensa: Florencia Ramallo.

Una de las primeras cosas que llaman la atención de esta obra es su concepción. Improvisaciones que un grupo de actores decide acercar a Eloísa Colussi para comenzar así la gestación de la obra: la directora aportará entonces su visión y su mano, así, entre todos irán construyendo esta historia que transita su segunda temporada en cartelera.


Guido D´Albo, Guillermo Tassara y Cecilia di Risio serán Marcos, Toro e Inés, los protagonistas de esta historia que irá tomando forma con el correr de los minutos y que, a través del absurdo y de un humor que provocará más muecas y sonrisas que risas, dejará al descubierto las heridas y las necesidades de cada uno; porque uno de los motores de estos personajes es la búsqueda, constante, de actividades y “pasatiempos”, necesarios para tratar de encontrarle algún sentido a esa vida que otrora tuviera éxitos y reconocimientos de los que ya poco queda.

Marcos y Toro son dos amigos, uno escritor, el otro cineasta, que deciden irse unos días al Tigre y alquilar una casa para descansar, desconectarse y… aprender a tejer. Esto será sólo la excusa para la llegada de Inés, una mujer misteriosa que intentará enseñarle a dos hombres cuyo interés por el tejido durará lo mismo que una taza de café. No tardan en aparecer las  dificultades y rápidamente cambiarán de rubro, pasarán a recrear escenas de películas, que ambos conocían ya de memoria. La proyección de la escena original detrás de los actores y el efecto visual logrado gracias a la sincronización entre proyección y representación, hacen de este recurso un acierto para la puesta. Esta recreación de escenas ¿románticas? servirá como disparador para el triángulo del que Inés también será protagonista, y que despertará la pasión en Marcos y Toro, tal vez como otro entretenimiento pasajero, tal vez no.

Inés terminará siendo la protagonista de este juego, una actriz que se declarará principiante, pero que no lo es, y resultará una interesante puesta en abismo en el momento en el que se descubra que nada es lo que parece…en un final que abrirá varios interrogantes más de los que aquí planteamos.

Por más disímiles que puedan parecernos estos personajes entre sí, hay algo que los une profundamente: el vacío. Marcos lo dirá cuando tome un vaso y nos diga a todos que lo más importante de ese vaso es, en realidad, el vacío, lo vacío de su interior. Un vacío que buscarán llenar con superficialidades pero que es mucho más profundo… está en todo su ser. Un vacío y un sufrimiento que también surgirán de la incomunicación, porque aquí todos hablan pero no hay nadie que verdaderamente escuche los gritos desesperados del otro.

Teatro: Patio de Actores – Lerma 568. CABA

Funciones: Viernes 21hs. Hasta el 18/04/2014.

Entradas: $90.

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...