A Sala Llena

Mentiras Mortales (Arbitrage)

alt

Mentiras Mortales (Arbitrage, Estados Unidos, 2012)

Dirección y Guión: Nicholas Jarecki. Producción: Laura Bickford, Justin Nappi, Robert Salerno, Kevin Turen. Elenco: Richard Gere, Susan Sarandon, Brit Marling, Tim Roth. Distribuidora: Distribution Company. Duración: 107 minutos.

Reseña previamente publicada en la cobertura del 60° Festival de San Sebastián:

http://www.asalallenaonline.com.ar/festivales-cine/60d-festival-de-san-sebastia/4449-60o-festival-de-san-sebastian-jornada-1.html

Arbitrage, que en España se llamará El Fraude pretende en que nos identifiquemos con uno de estos peces gordos de las finanzas que en su afán de querer tragar mucho más de lo que puede digerir se va metiendo sucesivamente en una serie de líos que van desde lo extramatrimonial hasta lo criminal mientras intenta no acabar con sus huesos en la cárcel y negociar una salida airosa del callejón sin aparente salida al que le ha conducido su avaricia. O su simple forma de navegar en tan procelosas aguas porque lo que viene a decir la película de Nicholas Jarecki es que todo en esta vida es negociable, comprable o vendible, aun lo más íntimo.

Pese a su corrección formal y lo bien que está su reparto en general uno no puede generar demasiadas simpatías hacia una película bastante inane. Más que nada porque desarrollar en estos tiempos  de crisis la más mínima de las simpatías por un personaje cuyas preocupaciones son no perder cientos de millones de dólares y no como levantar la hipoteca o llegar a fin de mes cuesta como bastante. La verdad es que no solo te importa un pito lo que le suceda a semejante personaje sino que en el fondo lo que de verdad quieres es que lo metan en la cárcel, no que se salga con la suya. Bastante se están saliendo con la suya ya en estos tiempos.

alt

Por David Garrido Bazán

El Hombre que Quería ser Rey del Cementerio

“En la tumba no vas a ser ni más rico ni más pobre” – Dicho popular

Si no es Vietnam, es Irak, si no es Irak es la crisis económica. Los estadounidenses necesitan explotar guerras o crisis que viven para tener material con que hacer catarsis y un poco de autocrítica.

Una forma de decir al mundo… bueno, está bien. ¿Ven? No somos el mejor país del planeta. No somos perfectos. También los que mandan son corruptos. Pero tampoco somos el tercer mundo.

Mentiras Mortales es un thriller económico no muy distinto a otros estrenados en los últimos tiempos como El Precio de la Codicia o Wall Street: El Dinero Nunca Duerme, que toman de referencia la crisis bursátil del año 2008 para analizar la avaricia, frialdad y negocio sucio que hacen los empresarios y accionistas. Esta gráfica ya la vimos recientemente en un tono más satírico y surrealista en Cosmópolis de Cronenberg, más oscuro y sangriento en Psicópata Americano, y acaso en una radiografía más realista y naif en El Nuevo Sueño Americano Boiling Room, (2000).

Nuevamente acá tenemos a un empresario que hizo una especulación financiera que no funcionó y para remontar la situación económica, y no ir preso por fraude, realiza una serie de malversación de fondos para salvarse el culo. En el medio de la venta de su empresa, y justo al cumplir 60 años, encima tiene un accidente automovilístico, donde muere su amante y corre el riesgo de caer preso por homicidio culposo, ya que abandonó la escena del crimen, hecho muy similar al que le sucedió a Ted Kennedy en 1969 con su “secretaria”.

Jarecki va enlanzando inteligentemente ambas tramas alrededor del personaje de Robert Miller, para demostrar la manera en que estos empresarios banalizan la vida de su entorno – llámese familia, amigos, colegas, etc – priorizando su negocio. Y demuestra como todo su mundo se puede derrumbar cuando los afectos personales se mezclan con el poder.

El relato es fluido y claro. La narración es transparente, didáctica, aunque un poco boba en e inverosímil en su resolución. Jarecki intenta demostrar que todos los personajes, a los cuáles no intenta villanizar al mejor estilo Oliver Stone con Gordon Gekko en Wall Street – la original, la mejor – son capaces de cometer actos de corrupción para lograr sus objetivos. Ya sea cambiando números o mentir (en el caso de Miller, el protagonista), ocultar información (la familia de Miller, que no es tan ingenua como él piensa), callarse la boca (caso del amigo que usa Miller para escapar) o modificar evidencia (el caso del detective), todos son culpables de ser corruptos o corruptibles. Ningún personaje esta libre de pecado, por más que el director decida crear empatía alrededor de ellos. Por esto mismo, el guión del film termina siendo más interesante que su fría e intrascendente resolución cinematográfica. Por más que el final es un poco arbitrario, también termina siendo efectivo con el mensaje y la moralina que pretende dar Jarecki.

Si bien a nivel visual no despierta demasiado interés, la puesta de cámara está al servicio de la información que brinda el guión, las interpretaciones sacan un poco adelante la narración. No tanto de parte de Gere, que si bien es una elección adecuada para el rol, no deja afuera todas las expresiones y tics que hemos visto innumerables veces – solo rescato un par de buenas actuaciones – sino más que nada de la ascendente Brit Marling y Susan Sarandon, que con reducida participación y sutileza se vuelve lo mejor del elenco.

Mentiras Mortales es una película del montón. No pretende ser original ni resaltar por nada en especial. Se deja ver, atrapa por momentos. Una obra que si no fuera por su elenco, habría pasado inadvertida como película hecha para televisión para ver un sábado a la tarde; una anécdota intrascendente, olvidable a los cinco minutos de salir de la sala.

Esperemos que The Wolf of Wall Street, próximo film de Martin Scorsese con Di Caprio a la cabeza, aporte algo nuevo a la crítica al capitalismo salvaje, que a esta altura, es tan anticuada como las reglas del propio capitalismo.

alt

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

Tu forma de ver el mundo

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS