A Sala Llena

Oscar 2012: Sorpresas e Injusticias

alt

Hace mucho, mucho tiempo… en un país muy, muy lejano… Creía en que los Oscars marcaban tendencia y predicaban cuáles fueron las mejores películas del año. Hoy en día me di cuenta que ningún premio sirve como termómetro para decir que es lo bueno y que es lo malo en la cinematografía mundial… y mucho menos, el Oscar.

Posiblemente, de vez en cuando, el jurado de algún Festival clase A, incluido Mar del Plata, me sorprende. Personalmente creo que El Árbol de la Vida es una gran película y mereció la Palma de Oro en Cannes, pero no sé si puede marcar una tendencia cinematográfica. Es muy difícil premiar un trabajo tan personal e introvertido con un premio a la mejor película. Pero a la vez, ese riesgo también merece ser tenido en cuenta.

Ya desde el año 98 cuando Shakespeare Apasionado se llevó el premio a la Mejor Película y Roberto Benigni al mejor actor, relegando, aún con sus contradicciones a Rescatando al Soldado Ryan y Tom Hanks (no considero que sea el gran actor, pero en esa película estaba muy bien, a comparación de Benigni) dejé de creer absolutamente en el premio, e incluso llegué a pensar que se trataba de un premio a lo peor de cine cuando en 2008 premiaron a Danny Boyle y la porquería de ¿Quién Quiere Ser Millonario?

Las nominaciones de esta mañana no me sorprendieron en absoluto. La única categoría que me produjo mayor satisfacción y decepción a la vez fue la de Película Animada. Satisfacción de encontrar dos obras que tuvieron excelente recepción y muy jugadas en lo que respecta a estilo de animación y temática como A Cat in Paris y Chico & Rita. Ambas estaban en favoritas, y yo sabía que una de las dos entraría. Primero aposté por la francesa en una encuesta y después por la de Fernando Trueba cuando leí la excelente crítica en Estados Unidos. Nunca pensé que nominarían ambas, lo que habla de una apertura mental. Ahora bien, lo decepcionante es que dejaran afuera dos obras de artistas tan reconocidos como Spielberg y su maravillosa adaptación de Tintín, y la ingeniosa Operación Regalo de Aardman, y que en su lugar nominen, dos productos menores de Dreamworks como El Gato con Botas y Kung Fu Panda 2, que no presentan novedades ni ingenio. Lo de Operación puedo entenderlo, pero Tintin viene de ganar festivales y reconocimientos a nivel mundial. Puede ser que no supere a Rango, según el gusto de otros espectadores, pero no superar al Gato o al Oso Panda… Incluso Cars 2 o Río, son mejores que ambas películas. Una vergüenza dicha omisión.

La otra omisión importante se da en el terreno documental. Werner Herzog tuvo dos documentales laudatorios este año: La Cueva de los Sueños Olvidados e Into the Abyss. El primero es un homenaje al cine, el segundo un alegato político. Ninguno nominado. En cambio, si se tiraron a favor de Wenders y Pina. Política, no tecnología.

Hubo sorpresas en rubros interpretativos. La omisión de un favorito como Albert Brooks es la mayor de todas. De hecho, Drive, podría haber tenido más nominaciones que mejor edición de sonido. Demian Bichir fue nominado al premio del Gremio de Actores que se entrega este domingo, así que no es tan sorpresivo. Parece raro quitar a números fijos como Leonardo Di Caprio o Michael Fassbender por un actor prácticamente desconocido, pero todo es posible. A Better Life tuvo bastante repercusión, ya que habla de la situación laboral de los inmigrantes mexicanos en California, dirigida por Chris Weitz (sí, el mismo de American Pie, La Brújula Dorada y Luna Nueva).

La exclusión de Shame de Steve McQueen en todos los rubros, muestra la hilacha conservadora de Hollywood. El sexo en forma tan explícita todavía es un tabú que no se puede superar. Una lastima que Mc Queen, no tenga el reconocimiento que se merece y tampoco Fassbender, que quedó afuera también por Un Método Peligroso, la obra de Cronenberg no recibió una sola nominación. Era esperable porque las críticas no fueron amables del todo.

J. Edgar de Clint Eastwood se quedó con las manos vacías. Ni siquiera Di Caprio o el polémico maquillaje interesaron a la Academia.

Entre las películas nominadas en el rubro principal, 8 de ellas eran número fijos. Sorprende con agrado que Medianoche en Paris haya superado a otras obras con mejores precedentes, pero es cierto, que desde los Globos de Oro, la última de Allen ganó mucho terreno. No sorprenden las 10 nominaciones de The Artist, la gran favorita del año, así como las 11 de La Invención de Hugo Cabret. Va a ser como la batalla Red SocialEl Discurso del Rey del 2010. En el rubro dirección, ni Allen ni Mallck (que apareció con la foto de La Delgada Línea Roja porque no le sacaron otra frontal desde entonces) tienen oportunidad frente Hazanivicius o Scorsese, o incluso Payne, así que ni se van a molestar en asistir a la ceremonia. Posiblemente la vean por televisión mientras uno toca el clarinete y el otro hace meditación.

A muchos les sorprendió la inclusión de Tan Fuerte y Tan Cerca entre las nueve favoritas. La película de Stephen Daldrey (cuatro películas, tres de ellas fueron nominadas, y otras tres tuvieron nominación en dirección, es como un amuleto), apunta al sentimiento puro y el golpe bajo. A la Academia le encanta eso. No es tan sorpresivo, además, ya que encabeza la lista del American Film Institute también. Y si alguno del elenco iba a estar nominado, ese debía ser el veterano Max Von Sidow (que se enfrenta a otro longevo como Christopher Plummer, ninguno ganó alguna vez una estatuilla).

Entre las actrices, Rooney Mara venía pidiendo pista, y posiblemente sea la que más merecía una nominación. La Chica del Dragón Tatuado obtuvo 5 merecidas nominaciones, aunque es extraño que se haya dejado de lado a Trent Reznor por la banda sonora, ya que ganó el año pasado por Red Social. Podrían haberla nominado como Mejor Película o Mejor Director para Fincher, pero los thrillers de este tipo (a excepción de El Silencio de los Inocentes en el 91) nunca son bien vistos.

Tanto Jonah Hill como Nick Nolte, Melissa Mc Carthy o Gary Oldman venían recibiendo muchas nominaciones, así que no me sorprendió en absoluto sus inclusiones, de hecho, las tenía en cuenta.

En la categoría guión, me sorprendió que esté El Precio de la Codicia, que no tuvo demasiada recepción. Personalmente no me esperaba que nominaran a Clooney por Secretos de Estado. Pienso que la adaptación de Zaillian de La Chica tenía más chances. Y varios decían que A Separation podría estar nominada en esta categoría también.

Como no vi ninguna de las cinco nominadas a película extranjera, no puedo opinar. Mis favoritas como Le Havre, El Chico con la Bicicleta y Once Upon a Time in Anatolia quedaron eliminadas junto a Aballay en la ronda de preselección.

Cannes influyó bastante este año: El Árbol de la Vida y The Artist terminaron figurando. No tanto Drive, y Kirsten Dunst que era lo único que le daba chances a Melancolía de Lars Von Trier, también quedó fuera de competencia.

El corto de Juan Pablo Zaramella, Luminaris no quedó entre los favoritos. Una lástima, pero sí quedó Berenice Bejó como actriz de reparto.

John Williams fue el más beneficiado, y ahora gran favorito por las impresionantes bandas sonoras de Tintin y Caballo de Guerra. Spielberg salió perdiendo esta vez.

La categoría vestuario le dio la oportunidad a dos obras masacradas por la crítica como Anonymous de Roland Emmerich y El Romance del Siglo: W. E. de Madonna a entrar en la base de datos de los premios.

Para lo último: la academia se ahorró un gran costo en la categoría canción original. Los números musicales le salen mucho dinero y por ello eligieron dos temas que no requiere demasiada producción: “Man or Muppet” de Los Muppets y “Rial in Rio” de Rio. En la primera, solo necesitan dos pianos y dos pianistas (uno de ellos Jason Segel), en la otra seguramente tendremos a dos artistas del Bossa Nova con sus guitarras y nada más. Cuesta creer que no hayan tenido en cuenta la hermosa “Life’s Happy Song” también de Los Muppets, pero solamente pensar en la cantidad de personas que debía estar en el escenario cantando y bailando como en la película (incluyendo a Segel, Amy Adams y Mickey Rooney) hubiese sido un lujo que la Academia no puede brindar este año. El que pierde es el espectador.

Por lo tanto, como se prevé y se espera, lo único divertido que tendrá este año con respecto a animación, será Billy Crystal. Espero que tampoco sea una decepción.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS