A Sala Llena

Pecados de mi Padre

Pecados de mi Padre (Idem, Argentina, Colombia, 2009)

Dirección: Nicolás Entel. Guión: Nicolás Entel, Pablo Farina. Elenco: Sebastián Marroquín, María Isabel Santos, Rodrigo Lara Restrepo. Música: Manu Chao, Tom Waits y Diego Gutman. Distribución: Tiff Duración: 94 minutos.

Dos historias son las que nos muestra Nicolás Entel en este extraordinario documento. Una es la de Pablo Escobar, uno de los hombres más ricos del mundo; el narcotraficante número uno que tuvo Colombia y cabeza del cartel de Medellín. La otra, seguramente la más fuerte, es la de Sebastián Marroquín, hijo de Pablo y cuyo nombre original era Juan Pablo Escobar.

Es Sebastián quien cuenta, en primera persona, cómo fue aquel personaje en el rol de padre, cómo vivió él mismo a su corta edad parte importante de la realidad colombiana –violenta, sin límites-; qué le queda luego de aquella vida de peligros, muertes, persecuciones, escondites y emigración.

Con un comienzo atrapante –y por demás significativo- a modo de comic, Pecados de mi padre alterna diversos géneros: periodismo, documental, entrevista, diálogo… diversos formatos que, combinados, dan un resultado extraordinario.

Lejos de ser una lección de historia, este film va más allá; uno puede involucrarse con los personajes, sentirse identificado con sus sentimientos, comprenderlos. Es profundo, fuerte, movilizador.

La película rescata de entre la violencia y la ambición maquiavélica de poder la fuerza interna, el valor de la libertad, de la vida propia y ajena, el amor por la patria y la importancia de aprender de la experiencia del pasado si se quiere seguir adelante.

Es una excelente muestra de que, a pesar de todo, el Hombre es capaz de perdonar y construir sobre el dolor y la miseria humana. Solamente hace falta voluntad.

Por Maria Eugenia D’Alessio

Crítica publicada en A SALA LLENA con el motivo de exhibición en el 24º Festival de Cine Internacional de Mar del Plata.

Documental crudo sobre el hijo de Pablo Escobar, zar del narcotràfico colombiano que ha devenido en una de las mas grandes guerras de narcos que han sucumbido a una nacion, con resultado de muertes de lideres politicos y una persecución incesante dentro como fuera del pais.

El film no intenta colocar un manto sobre los errores de su padre, sino por lo contrario llegar al perdon de las familias destrozadas por su acción como asi una nacion. Hijo y esposa, han vivido en Buenos Aires, exiliados, cambiando sus nombres, el simple reingreso a Colombia significaria sus muertes.

Sebastian, sorpresivamente se presento en la sala para contestar preguntas sobre el documental que està ocasionando movimientos en Colombia frente a su futuro estreno el 10 de diciembre del corriente.

El film es sumamente duro, lo que vemos parece una historia cinematogràfica de gangsters, muertes y venganzas, con la diferencia que lo visto es real. Es meritorio el acercamiento a las familias, instancias del film que llevan a la reflexión, y preguntarnos si una generación subsiguiente puede permitir el perdon de los crímenes a cargo de sus padres. Un documental para tener en cuenta a la vez en nuestro pais, donde tambien tenemos instaurados un odio caracteristico por heridas que parecen no sanar jamas. Un ejemplo.

[email protected]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Aftersun

LEER MÁS →

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS