A Sala Llena

Pirucho

alt

Dramaturgia, dirección e investigación: Martín Seijo. Asistente de dirección: Rosario Iniesta. Fotografía: Jorge Marino. Vestuario: Nora Iniesta. Actuán: José Escobar, Ernesto Fontes, Claudia Mac Auliffe, Daniel Miranda. Prensa: Compañía de Funciones Patrióticas

La historia, construcción colectiva

La Compañía de Funciones Patrióticas maneja de manera magistral el espacio teatral y su narrativa. Desde esta máxima se dispara un mecanismo original, revolucionario y extremadamente simbólico.  La concepción del teatro, íntimamente ligado a la construcción de identidad patriótica, es su punto de partida. Además, se destaca una mirada innovadora y fresca del teatro y su construcción como medio, de la necesidad del otro, del espectador para concluir el mensaje. Podría pensarse como una democratización del discurso, un discurso escrito a varias manos, con varias voces, desde distintos puntos de vista.


Para poder disfrutar de una obra de esta compañía se debe dejar lo anteriormente conocido fuera de la sala. Se debe entrar en actitud lúdica, casi con alma de niño, listo para dejarse sorprender. Porque lo harán. Y en ese preciso instante, cada palabra y cada gesto se transfiguran en símbolos que el espectador tendrá que descifrar. Es, además de teatro, una experiencia sensorial, intelectual y sensible.

En esta ocasión, Pirucho es una obra construida a partir de una historia pequeña -si es que existen- y se va construyendo poco a poco en espejo de una etapa de la historia argentina. De lo particular a lo general, el público va descubriendo que se puede indagar la historia desde un relato familiar. Claudia Mac Auliffe, integrante de la compañía, pone sobre la mesa la historia de su tío abuelo, Pirucho, y a través de cartas, fotos, documentos oficiales, se va entreverando el mito familiar con el mito social, con la historia argentina.

Claudia Mac Auliffe abre la puerta vestida patria. Y en sus manos lleva un cofre con papeles, con un pedacito de historia que tendrá que ser descubierta y puesta en valor por los actores y también por el espectador. El mensaje es directo, pero se va reconstruyendo en el destinatario, y es, en definitiva, una construcción colectiva. No hay ardides, ni malos entendidos. Claros, amenos, poéticos. Utilizando varios niveles de sentido, con apenas unos pocos elementos en escena, se hace presente solo la avidez por el descubrimiento, esa pequeña o gran anécdota que ha sucedido, que nos ha sucedido.

La Compañía de Funciones Patrióticas media sin interceder entre lo que ocurrió y lo que el espectador recibe. Son ellos mismos un gran signo de pregunta en acción y el público toma la posta y se convierte también en un indagador del por qué somos así, cómo se construyó paso a paso nuestro presente, quiénes fueron, consecuencia directa de quiénes somos.

Martín Seijo y su equipo manejan de una manera deliciosa y profunda la lógica de la narración colectiva y logran que el crescendo del relato se vaya dando naturalmente, como parte de una singularidad extraordinaria y de una cotidianeidad absoluta. Todos nosotros somos historia en movimiento, parece decir en sus obras.

Es destacable el poder del relato escénico, que rompe con todos los estereotipos, y mensaje y medio se unen en una sintonía alucinante, no para decir, sino para cuestionar. El espectador se siente interpelado y asume un rol activo en una búsqueda simbólica de la verdad, como si fuese un revisionismo histórico coral. ¡Imperdible!

Teatro: Elefante Club Teatro – Guardia Vieja 4257

Entradas: $ 50 – Estudiantes y jubilados $ 40 – Reservas: Alternativa Teatral

Funciones: Viernes de Mayo 21 hs.

alt

 

 

 

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Matadero

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS