A Sala Llena

Trío Sonoroso en Notorious

Marina Beraldo Bastos: Flauta Traversa

Carla Pronsato: Piano y Arreglos

Osvaldo Pomar: Pandeiro

Invitada- Mariana Morais: Flauta

Por primera vez en el país, el trío brasileño Sonoroso desembarcó en Notorius con un repertorio dedicado casi en su totalidad al choro, ritmo antiguo del vecino país. Con siete años de trayectoria, la formación se ha presentado en los más diversos escenarios de Brasil con una propuesta que abarca desde lo tradicional hasta el universo actual de la música instrumental.

Pasadas las 22 horas subieron al escenario estos jóvenes para invadir de música a una concurrida presencia en el ya clásico local de Recoleta, el mismo que albergó a muchísimas figuras de Brasil y a esta altura parece un sitio reservado casi exclusivamente a nuestro socio del Mercosur.

El espectáculo comenzó con “Choro para Marina”, una canción presentada, en lo que sería una regla a lo largo de toda la noche, por la pianista Carla Pronsato -quien se declaró argentina de nacimiento pero brasileña de adopción- hablando en castellano aunque con acento portugués, una simpática conjunción. El choro es un género para disfrutar en un ambiente cálido, principal característica de Notorius, ya que suele ser netamente instrumental salvo contadas excepciones (debemos estar atentos a los detalles sonoros).

Marina Beraldo Bastos se lució en flauta y Osvaldo Pomar aportó sobriedad y buen gusto en pandeiro y otras intervenciones de percusión. Carla narró una pequeña historia introductoria antes de cada tema para disfrute del público, logrando una conexión muy cordial con la platea.

Se destacaron canciones tales como “Santa Morena” de Jaco de Bandolim y “Gato y Canario” de Pixinguinha, con versiones muy logradas. En un par de temas se sumó como invitada la flautista argentina Mariana Morais, acoplándose de manera correcta al trío y destacándose su armonía interpretativa y frescura musical. Arreglos singulares le dieron entidad a distintas obras de notables autores brasileños de la talla de Hermeto Pascoal, Guinga y Luciana Rabello, entre otros.

Bellas versiones de temas conocidos, tal el caso de “Valsinha” de Chico Buarque o “Sonho Meu”, tema mundialmente conocido a través de la gran Gal Costa (con un excelente solo de piano de Carla Pronsato), decoraron de brillantez la noche porteña. El show fue acercándose a su fin mientras el tiempo transcurría plácidamente hurgando por los sonidos de Brasil, esos mismos que se vieron reflejados con sutileza en la calidez y el talento de estos notables músicos.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →