A Sala Llena

Tron: El Legado, Según Cecilia Tedesco

Para hablar de este film primero me gustaría hacer referencia a aquel de 1982, que dio origen a esta historia. Parte del público que vaya a los cines, no ha tenido la oportunidad de verla en ese entonces. La verdad es que yo tampoco hasta hace muy poco, cuando supe que se estrenaría esta secuela en la pantalla grande. Fue así que llegó a mis manos un VHS de Tron (1982):  descubrí esta joyita rara y extraordinaria.

Este film sin duda fue muy adelantado para su época, ya sea por las imágenes o lo que estaba planteando. Las ideas que se desprenden del mismo, bien podrían haber inspirado a películas como Matrix o Existenz, ya que podemos encontrar algunas semejanzas al jugar con la relación entre el mundo real y el virtual, pero también con otras como Terminator, donde se enfrentaba al hombre con la máquina para ver quién dominaba a quien, o si las computadoras eran solo máquinas o podían pensar por sí mismas. En 1982 era muy extraño pensar en todo esto, quizá fue por eso que el film fracasó.

Ahora si podemos hablar de Tron, El Legado.

“Es un mundo nuevo, allí está nuestro futuro, nuestro destino”. Kevin Flynn.

La historia arranca en 1989, con Kevin Flynn contándole a su hijo Sam las historias sobre ese mundo virtual que había descubierto unos años antes. Flynn comenzó a dirigir ENCOM en 1982 y continuó como presidente de la empresa hasta 1989 cuando se esfumó sin dejar rastro y nadie supo más de él. Han pasado veinte años desde ese momento. Sam tiene ahora 27 años y es un joven rebelde al que no le interesa la empresa a pesar de ser el accionista mayoritario.

Sam recibe una visita de Alan diciendo que ha recibido un mensaje en el bipper de su padre, cuyo número se supone está desconectado desde hace 20 años. Esto lleva a Sam a investigar en la vieja tienda de videos y allí encuentra la habitación secreta que usaba Kevin para ingresar al sistema que había creado. Al encender la computadora, Sam se lleva una gran sorpresa, de repente se da cuenta que ya no está en la tienda de su padre sino en la rejilla, el mundo virtual del cual Kevin tanto le había hablado. Sam deberá enfrentarse a CLU, que ha tomado el poder y puesto todo de cabeza en ese lugar. Pero con la ayuda de Quorra, buscará a su papa para impedir que CLU encuentre la manera de ingresar a nuestro mundo, ya que su único deseo es acabar con la imperfección siguiendo las supuestas órdenes de su creador, y por desgracia lo más imperfecto en el mundo real somos nosotros, los humanos.

Esta segunda parte está mejorada visualmente en relación a su predecesora, solo por el avance tecnológico que permite la animación 3D y los efectos especiales que son propios de esta época y que no existían en 1982. En cuanto al planteo ya no es novedoso, pero de todos modos agrega algo más como lo relativo al Software Libre y la discusión sobre que es la perfección, lo cual también es muy actual ya que hoy en día se busca ser perfecto en el aspecto físico, y se ha visto en otras historias como es el caso de la serie Star Trek Next Generation, donde había una raza llamada BORG que buscaba eso mismo a través de la unión de lo orgánico y lo sintético. En Tron, El Legado, esta búsqueda está representada por  la obsesión de CLU al pensar que solo los seres digitales como él son los perfectos.

En cuanto al elenco, nuevamente Jeff Bridges y Bruce Boxtliner vuelven a representar a Kevin Flynn / CLU y a Alan Bradley / TRON respectivamente.

Por todo esto, de mi parte recomiendo buscar la versión de 1982 para disfrutar mejor esta secuela 2010 que además de dejarnos alguna reflexión resulta entretenida y se luce muy bien en 3D.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Ennio, el maestro (Ennio)

LEER MÁS →

Dead for a Dollar

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →