A Sala Llena

Ulf… aquellos circos…

alt

Ulf… aquellos circos…

Dirección: Néstor Romero. Autor: Juan Carlos Gené. Diseño sonoro y música original: Fernando Sayago. Escenografía y Vestuario: Alberto Bellati. Elenco: Elena Petraglia y Daniel Figueiredo. Prensa: Carolina Alfonso.

Es la historia de una pareja de artistas que con el paso de los años ha ido perdiendo todos sus bienes materiales. Además del empobrecimiento que han sufrido, les llega también el desalojo de la casa en la que vivían y solo les queda vivir en la calle a la espera de que vengan a buscarlos para llevarlos a un asilo. Ya son ancianos y lo único que tienen son sus disfraces, y recuerdos de la vida que hacían en el circo cuando eran jóvenes.

Paloma y Jacinto son personajes que condensan en su desesperación el estado de abandono y de impotencia en que pueden encontrarse las personas, y muchas veces los pueblos. Jacinto aparece en escena trayendo un grabador que ha encontrado en la calle y que decide usar para enviar un mensaje a su hijo que aparentemente vive en Suecia. Este mensaje – verdadera botella al mar – se multiplica y se amplifica en el maravilloso diálogo que mantienen los esposos durante toda la obra. Recuerdan sus glorias pasadas, se reprochan infidelidades, se disfrazan con sus antiguas ropas de circo; graban palabras para el hijo que podría estar muerto o vivo.  Son, en su confusión, lo que alguna vez fueron.

El grabador no solo les sirve para el mensaje que necesitan mandar al hijo sino que también les trae voces ya olvidadas y este artilugio – casi milagroso para ambos-  les permite recrear en escena momentos de juventud, de una casi prosperidad de la época en que eran un mago y su asistente, un domador, un gaucho. Ya no tienen una vida plena. Siempre es el pasado el que parece volver para rescatarlos y llevarlos a una orilla en la que puedan sentirse a salvo.

Ambos intérpretes nos traen también a nosotros, los espectadores, ecos de un pasado con sus glorias, con sus traiciones y también con su cuota de leyenda. Las voces de Evita, de Perón, el recuerdo de Gardel y el tal vez algo menos reconocible de Olof Palme – el “Ulf” del título – quien fuera el primer ministro sueco que tanto hizo por los exiliados que buscaron refugio en su país, se agigantan en la evocación de estos artistas (Elena Petraglia y Daniel Figueiredo).

Es esta una obra para no perderse. En la que podemos asistir, esperanzados como Jacinto y Paloma, al retorno de nuestras ilusiones que podrán estar olvidadas pero de ninguna manera muertas.

Teatro: La Clac – Avenida de Mayo 1156

Funciones: domingos 19 horas

Entrada: $ 50

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Merlina (Wednesday)

LEER MÁS →

Noche sin paz (Violent Night)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS