A Sala Llena

37º MDQ FILM FEST | Living

Hace setenta años Akira Kurosawa presentaba en Japón Ikiru (Vivir), un film que se intercalaba cronológicamente entre Rashomon y Los 7 samurais, dos de sus obras tempranas y consagratorias. Ambientada en un país derrotado y en plena posguerra, la trama giraba alrededor de Kenji Watanabe (el gran Takashi Shimura), un funcionario de una de tantas oficinas públicas entre las cuales se movían expedientes en interminables trámites burocráticos. Pero, además, desde el inicio mismo, el espectador se enteraba de que su personaje central padecía de un mal incurable, quedándole pocos meses de vida. 

Living, del director sudafricano Oliver Hermanus, retoma dicha temática con razonable fidelidad al original, pero la traslada al Londres de la misma época (inicios de los 50), que pese a haber estado del lado ganador de la Segunda Guerra Mundial, también sufrió numerosos estragos, producto de los bombardeos alemanes.

Williams (Bill Nighy), alter ego de Watanabe, es también un burócrata y pronto se revela que igualmente padece una grave enfermedad, la que oculta a su hijo. Margaret (Aimee Lou Wood), una joven compañera de su oficina, le revela a Williams que, tanto él como los otros empleados, reciben apodos muy graciosos. Incluso se atreve a revelarle, sin maldad alguna, que lo llaman “Mr. Zombie” (en Ikiru el término usado era “Momia”).

Será un circunstancial encuentro en un bar con Sutherland (Tom Burke), el que producirá un cambio significativo en el proceder del sufrido funcionario cuando lo convence de realizar un paseo por la costa inglesa. Frecuentarán pubs y clubs nocturnos, toda una novedad para alguien acostumbrado a una vida monótona junto a su hijo y nuera. Y a su regreso a Londres iniciará una relación puramente amistosa con Margaret, decidida a cambiar de trabajo, a quien él revelará el mal que lo aqueja.

Al igual que en el film original, Williams encontrará una razón para “vivir” el tiempo que le queda, enfrentando para ello a los funcionarios de otros departamentos estatales que bloquean la construcción de un parque (aunque en el film japonés el motivo era algo diferente, más ligado a cuestiones sanitarias). No obstante, el parecido es destacable en al menos dos escenas. En una se lo ve hamacándose feliz en el construido predio y en la otra aparece un policía (un Bobby en el caso de Living), refiriéndose al deseo satisfecho del protagonista.

Quizás la mayor diferencia entre ambas versiones sea la aparición en la película actual del joven Peter Wakeling (Alex Sharp), un personaje secundario en la obra de Kurosawa. Es a través del recién ingresado en la oficina pública, que nos enteramos de las ambiciones laborales de sus nuevos compañeros de trabajo. 

Cabe destacar la excelente fotografía en colores (Ikiru era en blanco y negro) de Jamie Ramsay, que recuerda a la de los grandes films ingleses de la década del 50 y también que en el guion de la actual versión intervino el premio nobel Kazuo Ishiguro. 

1 comentario en “37º MDQ FILM FEST | Living”

  1. JORGE LUIS SCHERER

    Gracias por esa crítica tan precisa, de calificativos medidos. Me interesó la comparación temática con Vivir, maravillosa película de Kurosawa. Me interesó y trataré de verla .

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS