A Sala Llena

[19] BAFICI | El cine según Bogdanovich

La presencia de Peter Bogdanovich nos devuelve ese espíritu casi perdido del BAFICI de los últimos años, el que permitía el contacto directo con hombres que marcaron la escena histórica del cine independiente. Durante más de una hora y media, el director de La Última Película compartió con una sala abarrotada (mucha gente quedó afuera de la sala El Aleph del CC Recoleta) historias de sus propias películas y de la relación que tuvo con personajes que han construido la Historia del Cine. No solo fue testigo directo del último tramo del Cine Clásico sino que se ha propuesto extender esa senda en su propia obra. “Nada me hace más feliz que escuchar a la gente reírse, mejor si es con una de mis películas” dijo, en una de sus frases más conmovedoras de la tarde. Sorprendió a algunos sobre sus decisiones de rechazar films (por ejemplo, Tarde de Perros) por no tener personajes femeninos fuertes: “El cine nació con las mujeres, ellas iban delante de los actores… Katherine Hepburn, después Humphrey Bogart, lamentablemente hoy eso ha cambiado”.

El carisma para narrar anécdotas es lo que hace de Bogdanovich un personaje encantador en este tipo de actividades, con un público que responde y se deja cautivar cada vez que dice: “Orson” o “Hitch” (refiriéndose al maestro del suspenso), personajes con los que interactuó de “tú a tú”. Cuando el estudio se negó a cambiarle el título Addie Pray (la novela de Joe David Brown) por Paper Moon, llamó al director de Sed de Mal: “¿Orson qué te parece el título Paper Moon para una película?, se tomó una pausa y me dijo: ‘¡Me parece fantástico!, no hace falta que hagas las película, estrená el título y listo’, así era Orson”. También dedicó unos minutos a hablar acerca de la avanzada televisiva por sobre el cine actual, de su rechazo al cine de terror y violento en general y hasta dio una primicia acerca de su próximo trabajo que se filmará en varias locaciones de Europa, con un comienzo de rodaje pautado para la próxima primavera. “Rodar es lo que más disfruto”, sentenció ante la pregunta sobre un día en su vida y el proceso creativo de su cine. Imperdible fue la anécdota de John Cassavettes y como el director de Faces lo sacó de un período de ostracismo, tras un hecho oscuro que marcó su vida: “Me dijo: ‘Necesito que me dirijas en una escena de mi película’, le contesté ‘No me necesitás, vos podés hacerlo solo’ y su respuesta fue ‘¿Me vas a ayudar o no?’ Por supuesto que lo dirigí, años más tarde descubrí que en realidad él me ayudó a mí, me llevó a un set después de muchos años, volví a mi casa. John era un príncipe, un príncipe revolucionario”.

El más humano de los directores que estallaron en la nueva oleada del Cine Americano, ese que rescató al Cine Clásico y empezó a tejer una posible Historia del lenguaje. Peter Bogdanovich pasó por el 18º BAFICI para encantar a los que seguidores de su obra pero también a aquellos con ganas de descubrir algunas de sus películas menos conocidas, por suerte esta edición del festival permite hacerlo.

José Tripodero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS