A Sala Llena

Pechito, hijo de la vida

Cada ciudad cuenta con personajes esenciales de su geografía. El barrio de Palermo, de la Capital Federal, tuvo a Adrián Alejandro Ferreiro, mejor conocido como Pechito. Un hombre de buen corazón que durante doce años vivió en la esquina de las avenidas Scalabrini Ortiz y Santa Fe, con su colchón, sus perros y su televisor. Un antihéroe capaz de ganarse la simpatía de vecinos, dueños y empleados de comercios, transeúntes y turistas. Pero en agosto de 2013, fue llevado por integrantes de Buenos Aires Presente (un organismo de la Ciudad de Buenos Aires para atender a las personas en situación de emergencia), terminó internado en el Hospital Piñeiro y al poco tiempo murió.

En Pechito, hijo de la vida, la directora Ruth Gómez permite descubrir a un caballero que divertía con payasadas y canciones, que hacía sonreír a las mujeres gracias a piropos carentes de maldad, que les regalaba golosinas a los chicos y no dudaba en ayudar a ancianos y a discapacitados. También muestra cómo impactó a los extranjeros, como Kaloian Santos Cabrera, un fotógrafo cubano que hizo una exposición fotográfica dedicada a él. Pero lejos de quedarse con los buenos momentos, el documental narra la campaña por encontrar a Pechito, lo que derivó en la creación de una página de Facebook con amplia repercusión, y el impacto de su fallecimiento.

Tanto los testimonios de amigos como las imágenes de archivo, con Pechito en su plenitud, llevan a la sonrisa, a la emoción y a la bronca. Dan cuenta de la situación de la gente sin hogar en Buenos Aires, de la solidaridad de quienes lo apreciaban y de la desidia por parte de los gobiernos, quienes nunca se preocuparon por disminuir el aumento de la pobreza.

Pechito, hijo de la vida recupera a un ser entrañable y aleja prejuicios de los que son víctimas los indigentes. Además, nos recuerda que aun en las grandes metrópolis, donde parecen no quedar rasgos de empatía, todavía es posible encontrar un poco de humanidad.

 

 

 

Permitida su reproducción total o parcial, citando la fuente.

(Argentina, 2018)

Guión y dirección: Ruth Gómez. Producción: José Luis Mastrolorenzo. Duración: 68 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

También te puede interesar...

Top Gun: Maverick

LEER MÁS →

Camila saldrá de noche

LEER MÁS →

El hombre del norte (The Northman)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS