A Sala Llena

Días de Vinilo, según Matías Orta

La relación que tenemos con nuestros amigos no se parece a ninguna otra. Así supieron reflejarlo directores como Federico Fellini, Steven Spielberg, Rob Reiner y J.J. Abrams, entre otros.

El cine argentino también supo dedicarle tiempo a las amistades, desde Pelota de Trapo hasta 76 89 03, pasando por Los Muchachos de mi Barrio.

Días de Vinilo es el más reciente exponente del subgénero, y uno de los mejores.

Damián (Gastón Pauls), un cineasta preparando el guión de su próximo film. Facundo (Rafael Spregelburd), un compositor amateur a punto de casarse. Luciano (Fernán Mirás), un conductor de radio con el corazón hecho trizas. Marcelo (Ignacio Toselli), el John Lennon de un grupo tributo a los Beatles. Cuatro amigos de la infancia con dos cosas concretas en común: problemas con mujeres y fascinación por los discos de vinilo.

El guionista y director Gabriel Nesci viene de crear la serie Todos contra Juan y se nota el sello estilístico: antihéroes aferrados al pasado, que rozan el patetismo, pero que nunca dejan de ser queribles. Se nota especialmente en Damián: a lo largo del film, tiene entrevistas con Leonardo Sbaraglia (haciendo de sí mismo), mostrado como una star que exige constantes cambios en el guión, al tiempo que le deja alguna enseñanza al personaje. Además, Nesci recurre a referencias a la cultura pop, especialmente musical, siempre en función de la trama.

La obsesión de los amigos por los vinilos —que heredan accidentalmente siendo niños— y por armar compilados de temas musicales según la ocasión, hace pensar en Alta Fidelidad, de Stephen Frears, basada en la novela de Nick Hornby. Pero esta cuestión es más de los espectadores, ya que la película no está basada en esa clase de homenajes y citas a otros films.

Además de la estupenda labor del cuarteto protagónico masculino, las damas no se quedan atrás. Emilia Attias es Lila, una ascendente estrella pop que triunfa gracias a un catártico tema dedicado a Luciano y compuesto por Facundo. Inés Efrón interpreta a Vera, una vendedora de cosméticos y estudiante de teatro que quiere ayudar a Damián con el guión… inspirado en las vivencias del muchacho con Ana (Carolina Peleritti), una prestigiosa crítica de arte. Akemi Nakamura hace de Yenny, novia colombiana de Marcelo, que al ser descendiente de japoneses, remite a una reencarnación de Yoko Ono. Y quien más se luce es Maricel Álvarez en su rol de Karina, la inminente y controladora esposa de Facundo.

Como corresponde, la banda sonora está a la altura de lo que promete la trama. Podemos escuchar temas de Queen (inevitable y muy bien usado “You’re My Best Friend”), Rod Stewart, Morrissey e INXS, entre otros. Por su parte, la banda Beatle que lidera Marcelo está compuesta por integrantes de The Beats.

Es verdad que algunas situaciones son inverosímiles (Damián se la pasa perdiendo su guión impreso, como si no tuviera otra copia), y algunos chistes son muy para entendidos, pero nada de eso perjudica al resultado final.

Días de Vinilo es una historia sobre el amor, el pasado, el temor a la madurez. Pero, principalmente, una historia de amistad, que nos mueve a contactarnos inmediatamente con esas personas que siempre están a nuestro lado en las buenas y, sobre todo, en las malas.


[email protected]

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Aftersun

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS