A Sala Llena

Festival Músicas del Sur 2 – Marcelo Pretto / Guillermo Klein / Aca Seca / Martín Buscaglia en el Teatro 25 de Mayo

Miércoles 16 de marzo de 2011

Al igual que cuando estás en vísperas de tu natalicio e inesperadamente tus amigos organizan una fiesta, prenden las luces y gritan: ¡sorpresa! Bueno, justamente eso es lo que sentí cuando se abrió el telón y me encontré con la conjunción musical que devino de la mezcla de todos estos músicos en un mismo escenario.

Todo empezó con Guillermo Klein acompañado por Matías Méndez en bajo, Richard Nant en flügelhorn y Sergio Verdinelli en batería. Las composiciones de Klein nos sumergen en las profundidades del intrigante mundo del  jazz con una visión fresca, creativa e impecablemente  imponente. Se escucharon los temas: Venga, Globo, Miula, Mariana y Artesano (éste último acompañado por Andrés Beewsaert, quien improvisaba en el piano junto a Klein, y Mariano Cantero en bombo y cajón).

Mis impresiones se pusieron en movimiento de forma animada al escuchar Miula. En este tema la sensación de regularidad y orden rítmico se fue alterando con diversión a causa del manejo temporal del tema, creando una ilusión auditiva muy dinámica, como si alguien estuviera jugando con el botoncito del tempo.

Luego Marcelo Pretto hizo su entrada detrás del telón mostrando primero su cara y apareciendo como un cuadro caricaturesco para imprimir en el público sus primeras sonrisas. Sí, risas, sonrisas, voces y sonidos fue lo que este artista nativo de San Pablo, Brasil, generó en las personas que lo estábamos escuchando. Comienza envolviéndonos con voz a capella, ¡Viva Humberto de Maracaná!, un candombe de Angola y una samba de caboclo pertenecientes al repertorio folklórico brasileño. Este músico nos recuerda, ya que muchos solemos olvidarnos, que el propio cuerpo es un instrumento musical, rico en producciones sonoras y rítmicas que son fáciles de transportar gracias a que lo llevamos puesto. Loops en vivo, golpes de manos en el pecho, muslos, cara, boca, chasquidos, palmas y variedad de armónicos vocales se combinan ágilmente para acompañar las canciones de Pretto, quien funciona como una banda en sí mismo. Su manejo de los recursos sonoros corporales me hizo imaginar que ese día se había desayunado un bajo, una batería y un coro entero.

Posteriormente sube Aca Seca y, junto a Marcelo Pretto, interpretan Boi Chegou, aportando una atmósfera etérea y risueña con la voz de Pretto, coros de Quintero y Cantero, y Beeuwsaert en el piano. Luego juntos realizan el tema de Jorge Fandermol, El Huayno del Diablo, y otros temas del trío, que traen a la memoria temas folklóricos argentinos arreglados con maestría y audible trayectoria.

Seguidamente, el cantante, compositor y multiinstrumentista montevideano, Martín Buscaglia, sube al escenario como invitado de Pretto. A través de un reggae y una impro medio hiphopeada (si me permiten el término), Buscaglia demostraba, en su actitud, goce y felicidad al hacer música. Su postura lúdica musical (mezcla sonidos electrónicos, sonidos con la voz, canto y diversos instrumentos grabando loops en vivo) nos conecta con lo más humano de la música, que es la creación espontánea por el goce, divertimento y con el único fin de hacer y vivir la música.

La gente estaba en-cantada ya que Pretto se encargó de hacernos participar con cantos y palmas en el cierre, completamente improvisado,  junto a Guillermo Klein, Aca Seca y Martín Buscaglia…y debo decir, como dijo Pretto, se formó un lindo quilombo para la alegría y oídos de todos los presentes.

Foto cortesía de Sandra Cartasso.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Ennio, el maestro (Ennio)

LEER MÁS →

Dead for a Dollar

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →