A Sala Llena

La Farolera

alt

La Farolera

Dirección: Virginia Lago. Dramaturgia: María de las Mercedes Hernando. Música original, arreglos y dirección musical: Marcelo Alvarez. Coreografía: Sebastián Codega. Diseño de iluminación: Héctor Calmet, Miguel Morales. Diseño de vestuario: Valentina Bari. Diseño de escenografía y arte: Héctor Calmet, Pablo Calmet. Músicos en escena: Marcelo Alvarez(teclado, guitarra), Carlos Serra(piano), Lionel Mórtola(contrabajo), Emilio Alvarez(flauta traversa). Elenco: Manuela Bravo, Mariana Giovine, Ana iniesta, Jorge Seleme, Miryan Strat, Violeta Zuvialde, Verónica Alvarenga, Juan Pablo Galimberti, Viviana Quiroga, Fabián Bagnato, Franco Moix, Facundo Rubiño, Gabriel Rovito, Sebastián Codega. Prensa: TGSM

La farolera tropezó

y en la calle se cayó.

Y al pasar por un cuartel,

se enamoró de un coronel.

Alcen la barrera para que pase

la farolera de la Puerta al Sol,

subo la escalera

y enciendo el farol..

La obra es una adaptación para teatro de María de las Mercedes Hernando del cuento “La Farolera” de la gran artista María Elena Walsh.

En la ciudad de Chaupinela, sus habitantes viven al pie de los árboles más enormes jamás vistos, por lo que los techos de las casas apenas pasan sus extensas raíces. Esto hace que la luz del sol ni siquiera asome sus rayos, por lo que la gente de allí vive en la oscuridad, no saben leer, ni escribir, no van a la escuela… no piensan y nadie les enseño a pensar. Pero hay una niña bastante curiosa, que siempre pregunta a todos el porqué de las cosas, ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?, se llama Aniceta, ella sí quiere saber, quiere ver la luz en medio las tinieblas que envuelven su ciudad.

Un día bajó volando del  otro mundo un pajarito llamado Pepe Luis, y le cuenta, entre muchas otras cosas, que su ciudad sí se puede iluminar. Desde ese momento ella empieza a fabricar faroles, y el cielo de Chaupinela se enciende, comienzan a llamarla “La farolera”, las personas de la ciudad empiezan a reconocer sus caras, suceden acontecimientos nuevos, generándose también algunas resistencias a la desconocida situación. Aniceta decide un día partir a conocer el mundo, a ver la luz del sol, y Pepe Luis la acompaña hasta la salida de su pueblo, en donde estaba el cuartel del coronel, quien tenía órdenes de cortarle la cabeza al que quisiera escapar de Chaupinela.

Ani, como la llamaban sus amigos,  tropieza al ver los soldados, y el coronel la ve, pide que alcen la barrera para que ella pase, y queda perdidamente enamorado de ella… Claro que ahora tiene que elegir entre dos caminos opuestos: lo que debe por un lado, o lo que siente por el otro, abriendo paso a las situaciones más disparatadas.

Desde la escenografía, el vestuario, los músicos, los actores, los efectos, absolutamente todo… impecable, realmente para todo público, disfrutable para grandes y chicos. La música, en vivo, deslumbró, acompañando los arreglos oportunos que hicieron de los temas clásicos de MEW, o adentrándonos a  los climas que se vivían en la historia. Las actuaciones de lujo, dejando traslucir el talento, la dedicación y el amor con el que emprenden esta tarea, atravesados por el espíritu colosal de MEW, quien una vez más nos enseña cuán importante es ser curiosos, preguntar, disfrutar la vida y pedir justicia.

Teatro: San Martín. Sala CasacubertaAvda. Corrientes 1530

Funciones: Sábados y domingos, 15:30hs.

Entrada:$30

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...