A Sala Llena

Las Criadas

alt

Las Criadas

Dirección: Ciro Zorzoli. Autor: Jean Genet. Traducción: Laurent Berger. Entrenamiento corporal: Carlos Trunsky. Música original: Marcelo Katz. Iluminación: Eli Sirlin. Escenografía y vestuario: Oria Puppo. Elenco: Victoria Almeida, Paola Barrientos, Marilú Marini. Prensa: Complejo Teatral de Buenos Aires.

Desde un comienzo hay equívocos. Aparecen en escena dos muchachas que hablan entre ellas y fingen que una es la señora y la otra su criada. También intercambian sus nombres y de pronto una es Clara o puede ser Solange. Durante el transcurso de la obra se mantiene esta confusión y lo que podría ser un juego también puede ser la realidad. O no.

Todo es artificio en Las Criadas. Nada es lo que aparenta ser (y paradojalmente, todo es lo que parece ser) porque siempre está Omar -el mozo en tierra- dispuesto a romper la ilusión cuando abre o cierra una puerta ante la demanda de alguna de las actrices. Para Jean Genet, el autor de esta obra, era imperioso que el teatro mostrara su artificialidad y dejara al descubierto los hilos que mueven la trama. Así es como vemos que las paredes se mueven y las ventanas muestran la luz o sugieren la noche mediante la manipulación de los maquinistas y utileros en escena. Y luego está el texto, también artificioso, duro, sin concesiones.

La señora no parece una señora en cuanto a sus modales y su comportamiento. Es grosera, malvada, hiriente. Las criadas continuamente le muestran cariño y respeto pero en realidad solo sienten por ella odio y desprecio. Los sentimientos están a flor de piel en su forma más primitiva, más salvaje. No hay nada que los suavice, que los doblegue porque casi no hay manera de escapar de la situación. Se trata de seres que viven en la necesidad más que en el deseo. Les falta algo que los redima, que los ubique en una condición más humanizada. Allí donde sólo hubo brutalidad es difícil que prospere algo bueno. Donde no hubo palabras son los objetos los que hablan, los que muestran las huellas de las acciones mas remotas o mas secretas.

Es una obra de excelencia en todos sus aspectos Se hace imprescindible verla, disfrutar con las impecables actuaciones de Marilú Marini, Paola Barrientos – memorable – y Victoria  Almeida con una muy creativa dirección de Ciro Zorzoli. Se hace también necesario reflexionar sobre el juego de las apariencias (la señora, la criada), sobre la identificación que sugieren determinados roles (víctima, victimaria) y sobre los estragos que puede causar un continuo malestar allí donde no hay salida posible.

Teatro: Presidente Alvear: Corrientes 1659

Funciones: miércoles a sábados a las 21 – Domingos a las 20

Entradas: $ 35

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Ennio, el maestro (Ennio)

LEER MÁS →

Dead for a Dollar

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →