A Sala Llena

Salto

Dramaturgia: Mercedes Hernández, Luisina Di Chenna y María Florencia Alvarez. Dirección: Luisina Di Chenna y María Florencia Alvarez. Elenco: Mercedes Hernández. Asesoramiento en dramaturgia: Gustavo Lista. Asistencia y colaboración artística: Sofia Stafforini. Vestuario: Sandra Szwarcberg. Música original: Luis Sticco. Violín: Verónica Marjbein. Escenografía: Lina Boselli. Realización de escenografía: Ariel Vaccaro. Iluminación: Lucas Lavalle. Coreografía: Anita Gutiérrez. Realización de utilería: Sofía Stafforini. Diseño gráfico: Florencia Hernández. Fotografía: Patricia Bova. Prensa y difusión: Tehagolaprensa.

 Navegar hacia poniente.

 La introspección ermitaña nos aleja de la vida en comunidad, desplazándonos de un eje de convivencia para aislarnos de la sociedad y adentrarnos en los terrores del mundo interior, imaginario e inconsciente. Así comienza la aventura del conocimiento: la intimidad se apodera de la vida y los espacios de socialización retroceden hasta su desaparición. El lenguaje comienza así su viaje interior. Algo despierta en nosotros y también algo comienza así su letargo.

En Salto, una joven mujer encorsetada navega a la deriva en un pequeño bote. Así comienza esta  comedia trágica en alta mar, una obra de Mercedes Hernández, Luisina Di Chenna y María Florencia Alvarez dirigida por Luisina Di Chenna y María Florencia Alvarez y protagonizada por Mercedes Hernández.

La mujer saborea la comida, sufre el calor extremo, debe remar a contracorriente y sobrevivir encerrada en un espacio ínfimo que dificulta cualquier movimiento. La vida con todos estos obstáculos parece casi imposible pero la tozuda y afanosa mujer se apaña para encontrar fuerzas donde acecha el peligro.

La deriva en alta mar funciona como una metáfora de la deriva de nuestros valores éticos y de nuestra capacidad de vivir en comunidad. Como obra abierta a la interpretación que permite diferentes análisis y puntos de vista también nos remite a la necesidad actual de encontrarnos a nosotros mismos en la soledad y de los miedos que esta búsqueda nos genera.

La excelente actuación de la histriónica Mercedes Hernández logra unir la comedia y la tragedia con el drama existencial para construir una obra que se propone una indagación de la identidad en el aislamiento absoluto a partir de las remembranzas de un pasado nostálgico que se aleja de la costa segura con cada ola. Hernández recurre a las características mímicas del género clown, recurriendo a un repertorio extraordinario de gesticulaciones ampulosas para construir un silencio significante ante la escasez de diálogos, que en este caso se convierten en diálogos íntimos e introspectivos que buscan crear una atmósfera de incomunicación extrema o de expresión de una autentica comunicación interior.

Heidegger disfrutaba de la poesía y encontraba en ella recursos metafóricos para poetizar su pensamiento filosófico. En un texto sobre la técnica retomó un fragmento muy poderoso de Holderlin que rezaba que allí donde crece el peligro crece lo que salva, haciendo alusión a la fortaleza que generan las situaciones límite. Salto es una expresión de este peligro, de la imposibilidad de encontrarnos, incluso en alta mar, en la más absoluta soledad, allí muy cerca de la costa y en consecuencia, de lo que salva.

Teatro: Noavestruz- Humboldt 1857

Funciones: Domingos 21 hs

Entradas: 80 $

calificacion_3

Por Martín Chiavarino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Elvis

LEER MÁS →

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS