A Sala Llena

Serán Otros los Ruidos

 

 

Serán Otros los Ruidos

 

Dirección: Vivian Luz. Dramaturgia: Laura Ferrari. Música: Juan Cristóbal Barcesat. Diseño de Iluminación: Miguel Morales. Coreografía: Vivian Luz. Elenco: Carlo Argento, Laura Wigutow. Puesta en escena: Daniel Marcove. Vestuario: Mercedes Uria. Video: Daniel García. Duración: 60 minutos. Prensa: Daniel Franco y Paula Simkin.

 

Dos actores que recrean tres épocas que marcaron la historia, reconocibles no solamente por los textos, sino también por las imágenes que forman parte de la puesta. Además, la música y la danza que caracterizó a cada uno de estos períodos (los años ’40, los convulsionados ’70 y el quizás confuso y falto de valores mundo contemporáneo) y que tan bien llevan adelante Argento y Wigutow imponen el clima de las partes que componen esta obra.

Cada uno de los momentos marcó generaciones. La guerra, las revoluciones (con dictaduras, luchas, muertes) y el presente; todas estas etapas se recrean en una escenografía compuesta solamente por sábanas que cuelgan y ofician de pantallas en las que imágenes en blanco y negro aluden a la destrucción, la movilización, el desconcierto. Los personajes son un hombre y una mujer que se encuentran, se buscan, se aman, se separan y nuevamente están juntos. Líneas de texto se repiten, pero cada vez se resignifican.

Con un trabajo actoral –y corporal- impecable, Serán otros los ruidos alude a la historia que construye la humanidad y a lo que va dejando ésta a su paso. Los tiempos cambian, los hombres mueren y otros nacen, y a su vez estos deberán construir su propia historia. En esencia somos los mismos, los sentimientos son los mismos; el amor es el mismo. Lo que cambia es lo que hacemos y lo que eso provoca; los ruidos.

Predomina una estética sencilla pero incisiva, con un diseño de iluminación cuidadoso. La imagen que recuerda a la pintura tenebrista, casi al finalizar la puesta en un rincón del escenario, pone en evidencia la vulnerabilidad del hombre.

Si bien la duración de la representación es relativamente corta y a pesar de la caracterización variada de cada uno de los momentos en los que se centra, el hecho de que el relato sea cíclico hace que sea repetitivo, por lo que el interés decae por momentos y corre el riesgo de provocar aburrimiento.

Teatro: El Portón de Sanchez– Sanchez de Bustamante 1034

Reservas: 4863-2848

Funciones: Domingos a las 18

Precio: $25 y $40

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →

La huérfana: el origen (Orphan: First Kill)

LEER MÁS →