TOP TEN 2012, según Juan Pablo Ferré

TOP TEN (Films estrenados comercialmente):

1.Infancia Clandestina: de Benjamín Ávila, una especie de adaptación de su propia infancia, un film más sobre la dictadura (aunque de una parte de la historia menos explotada), solo que desde la perspectiva de un niño de familia montonera y combativa. La película que podría haber sido elegida para representar al país en los Oscar es probablemente la mayor sorpresa que haya dado el cine en el año: actuaciones deslumbrantes, tratamientos estéticos acertados, dirección correcta y escenas absolutamente memorables (recuerden si no la de Banegas, Oreiro y Troncoso).

2.El Artista (The Artist): Michael Hazanavicius se hizo un nombre en el ambiente hollywoodense cuando decidió hacer un filme sobre el dolor de un hombre de éxito que se ve desplazado. Ese hombre es un actor del cine mudo y queda descartado y olvidado cuando la llegada del cine sonoro lo corre a un costado. Hazanavicius no solo homenajea al cine con una mirada nostálgica del pasado, sino que además propone una puesta en escena que se asemeja tanto a aquel mundo de leyendas en pantalla que asombra por completo. La apuesta era grande: en blanco y negro y esencialmente muda, no parecía un producto atractivo para el cine impactante de hoy. Sin embargo, lo fue. Entretenida, dramática, simple, tradicional, El Artista mereció cada uno de los premios que ganó.

3.La Chica del Dragón Tatuado (The Girl with the Dragon Tatoo): El pulso narrativo de Fincher se vuelve a notar en esta maravilla de thriller. La oscurísima historia detectivesca de un periodista en decadencia que se une a una atribulada joven en una investigación merecía ser llevada al cine. A pesar de ser la remake hollywoodense, Fincher le saca el jugo a la historia y propone una experiencia cinematográfica notable.

 

4.007: Operación Skyfall (Skyfall): Sam Mendes se hace cargo de la última entrega de la antiquísima franquicia Bond y la despoja bastante de esas cositas que siempre tuvo. Deja al famoso agente sin chiches, sin grandes escenas de acción a lo superhéroe, casi sin sus clásicos “sponsors”. Mendes desarma al personaje y lo reestructura, le pone historia a su pasado, lo vuelve un ser humano más, bastante vulnerable, algo ajado… Muchos podrán odiarlo por ello, pero el resultado es un film de acción que no parece parte de la saga, pero que se disfruta de principio a fin.

 

5.Días de Vinilo: Gabriel Nesci, creador de la serie Todos contra Juan, toma mucho de su propia creación y la vuelca a la pantalla grande. Cuatro amigos y sus problemas de amores son la excusa para contar esta comedia muy divertida, repleta de gags y referencias a la cultura pop, con una excelente banda de sonido (que cuenta con canciones originales de bandas de afuera, cosa muy poco común), pero esencialmente con personajes entretenidos y graciosos. Es cierto, en la historia pasan cosas insólitas, pero esos son lujos que las comedias pueden darse.

 

6.Elefante Blanco: un clímax extraño, tirado de los pelos, bastante caprichoso, no es suficiente para bajar del top ten a un film de una calidad de dirección absolutamente asombrosa. En sus intensos viajes por micromundos poco explorados, Trapero nos ha llevado a las cárceles de mujeres, a conocer a los buitres que lucran con los accidentes y, en este caso, a una gigantesca villa en donde sacerdotes que siguen las enseñanzas del Padre Mugica tratan de hacer de esa desolación un mundo mejor. El director de El Bonaerense confirma que es uno de los realizadores más talentosos a la hora de crear sus puestas en escena y pensar en imágenes.

 

7.Drive: una historia de un caballero que en su corcel (motorizado) rescata a la princesa de las manos de malhechores. El cuento más tradicional del mundo contado en un registro estético impactante, con actuaciones memorables, escenas hiperviolentas y reminiscencias a Kubrick y Lynch. Hay que verla.

 

8.Frankenweenie: Burton se gana un lugar en el top ten por haber logrado una especie de resurrección, luego de varias películas en donde no parecía él mismo. Frankenweenie es una remake de un corto propio, pero Burton no solo homenajea a su propia historia, sino que aprovecha el pasaje al largometraje para mechar homenajes a casi todos los grandes monstruos de la historia del cine. Y la imagen deslumbra en cada fotograma.

 

9.Argo: Cada vez que Affleck se pone tras las cámaras hay muchos que esperan que muestre la hilacha, que finalmente demuestre que no tiene las grandes condiciones que mostró en sus primeras películas. En la tercera que dirige, Affleck vuelve a triunfar, cada vez con historias más interesantes y cada vez con mayores aciertos. Argo no es su mejor película, pero sí una intrigante mirada sobre un conflicto político, una película de época, una trepidante historia de escape, un film con grandes actuaciones, un largometraje con un montaje esencial para mantener el suspenso.

 

10.Los Vengadores (The Avengers): Mi elección de The Avengers en el top ten tiene dos motivos. Por un lado, el mérito propio: es una superproducción de superhéroes que deslumbra por su enormidad pero, principalmente, es una película divertidísima (las inesperadas intervenciones violentas de Hulk en este film deben haber generado mis carcajadas más gruesas en una sala de cine en el año). El otro motivo por el cual se ganó un lugar es porque Batman: El Caballero de la Noche Asciende decepcionó a la gran mayoría de los espectadores que tienen capacidad crítica. Un puesto del top ten estaba reservado para Batman que, a mi juicio, no fue ningún desastre, pero no se ganó el lugar. Los Vengadores tomaron esa posta.

Menciones Especiales:

Shame: osado drama sobre un adicto al sexo)

Protegiendo al Enemigo (Safe House): sorprendente film de acción, con grandes escenas)

Paranorman 3D: divertidísima incursión en la animación de terror)

El Origen de los Guardianes (Rise of the Guardians): emotiva adaptación de varios mitos infantiles)

Ruby, la Chica de mis Sueños (Ruby Sparks): se parece a muchas, pero es una propuesta muy simpática)

Decepciones:

 

1.Proyecto X: una de las peores películas que vi en los últimos años, de una calidad estética alarmante, narrativamente torpe, humorísticamente estúpida y con un “mensaje” exasperante. La popularidad como objetivo de un adolescente fue abordada por miles de películas a lo largo de la historia, pero nunca de manera tan burda, tan extremadamente endiosada como en este sinsentido aburridísimo, sin personajes, sin profundidad, sin ningún mérito.

2.Ted: Seth McFarlane, paladín de la irreverencia televisiva, se despacha con una historia de un osito de peluche que cobra vida, zarpado en todo sentido. El filme -que tiene sus grandes momentos, no lo niego- tiene unos 25 minutos finales absolutamente descolocados y un final que sepulta toda la irreverencia previa en una avalancha de sensiblería cursi que termina por destruir el espíritu que la historia había planteado.

3.La Invención de Hugo Cabret: ¿Homenaje a la historia del cine? Sí. ¿Grandilocuencia visual y estética, gran uso del 3D? Sí. ¿El filme del año? Definitivamente no. Scorsese toma como excusa la triste historia de un huérfano para contar la de Meliés, uno de los pioneros del cine, a comienzos del siglo XX. Hugo no es más que un pequeño personaje al que le pasan cosas poco interesantes (¿su mayor peligro es que el salame de Sasha Baron Cohen lo atrape?) y que termina perdido dentro de su propia historia.

Menciones Especiales Festivales de Cine:

27° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata:

-Paisajes devorados

-Sightseers

-Augustine

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Merlina (Wednesday)

LEER MÁS →

Noche sin paz (Violent Night)

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS