A Sala Llena

Touché Doc

alt

Touché Doc

Dirección: Elvira Onettode. Dramaturgia: Susana Torres Molina. Diseño de iluminación: Matías Sendon. Interpretes: Mirta Bogdasarian, Laura Lopez Moyano, Ricardo Saieh. Prensa: Duche/Zarate.

Nos encontramos en esta obra con los problemas de Leticia, una chica que tiene ciertos delirios paranoicos, aunque esto no le impide expresarse artísticamente a través de la pintura o leer diversos autores que la colman de una basta cultura. Tampoco le impiden comenzar una relación amorosa que la vivirá con extrañeza. Como contracara, se podría decir que está la madre invasora de Leticia – Celia- quien lejos de ser el pilar de la cordura, es quién muchas veces daña la cabeza de su hija.

Ambas tejen un juego enfermo – que lejos de espantarnos, nos divierte – con el psiquiatra de la chica, a quien se lo acosa constantemente, intentando sacarlo de su lugar de especialista y llevarlo al sillón de los analizados (digo sillón y no diván, porque la chica recibe tratamiento en su domicilio y el centro de las reuniones es el living en donde hay un sillón).

A todo este juego le sumamos los condimentos de una escenografía que acompaña las locuras de las dos mujeres: varios teléfonos desparramados por distintas partes de la casa como único contacto con el afuera o, más bien, con el psiquiatra cuando está ausente, y una puerta móvil a la cual se coloca en distintas partes del living, dando la sensación de que no estamos siempre quietos en el mismo lugar, también permitiendo al espectador observar a los actores desde distintos puntos.

Las actuaciones femeninas están muy bien, especialmente la interpretación de Laura López Moyano (Leticia). Al personaje del psiquiatra le falta  un poco más de actitud pero creo que también se debe al rol que le toca jugar, tratando de calmar y ayudar a estas dos mujeres que parecen no tener ninguna intención de mejorar o incluso no sabemos si realmente creen en la terapia ya que poco cooperan con ella.

El texto de Susana Torres Molina tiene varios puntos para pensar, uno de los que me gustaría transmitir, ya que la obra lo muestra y lo dice en palabras también es el siguiente: a veces los pacientes son buenos analistas de sus analistas.

Todo el mundo se identificará con una u otra parte de cada personaje. Por eso, para los que hacen o han hecho terapia, esta obra les traerá algunos aspectos suyos, de sus padres o tal vez de sus analistas. y para los que nunca fueron a terapia qué mejor que echarle un vistazo a “aquel mundo” tan particular que nos trae Elvira Onetto.

Teatro: El Camarín de las Musas – Mario Bravo 960.

Funciones: Sábados y domingos a las 21 Hs

Entradas: $50

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Aftersun

LEER MÁS →

Hasta los huesos (Bones and All)

LEER MÁS →

Pig

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS