A Sala Llena

Vortex

 

 Vortex

Dirección: Exequiel Abreu, Lithper. Dramaturgia: Exequiel Abreu, Lithper, Florencia Perebroisin. Elenco: Exequiel Abreu, Lithper. Entrenamiento vocal: Gabriel Yamil.

La pieza se sostiene mediante un efectivo soporte sonoro y lumínico: Vortex es un relato, en clave de burla, sobre lo circular de la vida de un hombre común bajo la lluvia, una agotadora descripción de la rutina, donde el hombre es ese engranaje sujeto a una repetición constante de acciones sin fin. Esto lleva a tratar de entender el por qué del ingreso a este circulo apático, a este vórtice confuso en el cual se está inmerso y cuesta salir: solo se podrá escapar cuando se descubra la entrada.

Cuesta entender de alguna manera las actuaciones: el escenario se divide claramente en dos, el hombre convencional, oscuro y de vestuario desalineado, en parte por el personaje, en parte por descuido, el cual vemos sumergido en lo cotidiano: su día a día. Este es representado con agilidad en la técnica corporal por Federico Mini (Un Patio de Conventillo) personaje que se podría apreciar en todos sus movimientos si se dispusiera de un mejor manejo de los espacios. Las lineas de diálogos se pierden, las palabras, aunque escasas, se esperan con la misma fuerza que los efectos sonoros (muy bien logrados) para que la atención no se disperse.

De punta en blanco tampoco termina de convencer en su rol, Exequiel Abreu (El Deseado, De Noche) que confunde y a la vez desafía al hombre gris. El interés que crea, se desvanece al incorporar varios elementos que el espectador deberá ensamblar a la fuerza…Y es que el nudo de la obra no llega a su climax debido a que parte de las acciones llevan algún tiempo en ser asimiladas.

Abreu y Lithper ya fueron socios de alguna manera en el proyecto independiente de exploración Marha.

En esta ocasión ambos explotan su potencial para lograr reflejar, dentro de una estética op – art , el espiral en el cual se sumerge un hombre común con el pasar del tiempo, hasta que un día se detiene en ese hombre bajo la lluvia: el que se suele pedir en la entrevista laboral, el que produce una mínima ansiedad y el que obliga a repensar en como se ve ese sujeto bajo un elemento perturbador: la lluvia. Pero… ¿ Qué pasa si esa tormenta se posa día a día sobre la cabeza de este individuo? El proceso de selección queda estancado en ese momento y el hombre debe descifrar cuando fue que se insertó para poder salir.

Una obra interesante, para aquellos que disfrutan experimentar de una puesta en el núcleo de un vórtice y están abiertos a todo tipo de teatro.

 

Teatro: Belisario Club de Cultura – Av. Corrientes 1624 –

Funciones: Domingo – 20:00 hs – Hasta el 24/04/2011

Entrada: $ 30,00 

  

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →

La huérfana: el origen (Orphan: First Kill)

LEER MÁS →