A Sala Llena

Beirut- Buenos Aires- Beirut

(Argentina, 2012)

Dirección: Hernán Belón. Guión: Grace Spinelli y Hernán Belón. Elenco: Grace Spinelli. Producción: Grace Spinelli y Hernán Belón. Distribuidora: Independiente. Duración: 83 minutos.

El hecho de que el bisabuelo libanés de Grace haya llegado a Buenos Aires como uno de los tantos inmigrantes y luego se haya vuelto a su país para siempre tratando de cumplir una promesa a la edad de 60 años; mas unas cartas escritas por él desde su tierra natal, funciona en la bisnieta como un gran disparador para empezar a reconstruir la historia de ese costado de su familia. Comienzan las preguntas a la generación inmediata anterior y de allí en adelante, el recorrido del pasado en respuestas que dejan puntos grises, se transforma en una gesta para encontrarse con parte de su sangre y su esencia en el lugar donde todo comenzó.

Grace empieza por el  Hotel de los inmigrantes donde ahora funciona el Museo nacional del inmigrante, pero las respuestas no están allí. Al menos no para cierto tipo de inmigrantes lo cual deriva en una de las conclusiones mas crudas de la película. Sin embargo Grace no se rinde y eventualmente llegará donde quiere. La película está claramente dividida en dos partes: La primera es la de preguntas e incertidumbres. La segunda es de certezas y acción, pero todo el tiempo está instalado esto de buscar las raíces. Ir a fondo con la propuesta de indagar en la historia familiar es tarea menester de todo ser humano sensible. Y es un camino que debe recorrerse acaso para encontrar la verdad pero sobre todo para entender que una vez iniciada la investigación no habrá otro resultado posible que no sea el de admitir que en realidad uno está buscándose a sí mismo.

La cámara sigue a Grace en todo momento a ritmo televisivo pero con estética cinematográfica aunque esta nunca ocupa un lugar destacado por sobre la protagonista quien además grabó su voz en off para subrayar algunos conceptos y pensamientos. Una decisión que por momentos torna redundantes algunos pasajes. La dirección de arte (en tanto qué y cómo cuenta la cámara cuando mira alrededor de Grace) es tan acertada como la fabulosa música de Juan Pablo de Mendonça. La película, mas allá de tratar el tema de la búsqueda de la identidad y las raíces, utiliza la historia para dar a conocer parte de la cultura e idiosincrasia de un pueblo del que en general se sabe poco y mal contado. Beirut- Buenos Aires- Beirut se inscribe dentro de los buenos valores de este festival.

calificacion_3

Por Iván Steinhardt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →