A Sala Llena

Bildungsroman

alt

Dramaturgia y Dirección: Cecilia Propato. Producción Ejecutiva: Germán Marteau / Cecilia Propato. Iluminación: Sergio Cucchiara. Diseño de Espacio y Escenografía: Cecilia Propato. Fotografía: Aldana Macedo. Actúan: Marina Cohen. Prensa: Simkin & Franco. 

“Yo sé que a una jefa de vigilancia no le puede pasar esto, yo lo sé, pero nadie me avisó de los peligros del amor, me dijeron que el comunismo era peligroso, que los judíos eran peligrosos, pero no el amor”.

Bildungsroman es un relato del horror. Como el término alemán refiere, se trata de una novela que relata la vida de un personaje desde su infancia hacia su madurez. Partiendo de este concepto, Cecilia Propato escribe y dirige este unipersonal díptico en el que observamos a un personaje monstruoso que lleva hasta el fondo toda su perversión. Marina Cohen es quien con una intensidad feroz interpreta a María, directora de un pabellón carcelario para prisioneras del régimen nazi.


Nos situamos en Birkenau, Alemania, década del 40. En un primer momento, encontramos a la protagonista en el baño del campo de concentración, sola y rígida, ensayando la manera de contarle a su médico un “problema que debe eliminar”, según sus propias palabras. Como en un bildungsroman, recuerda su infancia, sus padecimientos y torturas. Luego, la encontramos simulando una confesión hacia Henrich, su amante, a quien trata de expresarle su amor sin perder su severidad.

María es la guardia de la SS, obediente al régimen hasta la irracionalidad. Su físico, su voz, su contundencia nos llevan a la Alemania nazi. Ella es un personaje macabro que aún así padece. Un ser cruel que deja entrever la ternura. Una mujer capaz de sufrir por amor pero que sin piedad no duda en torturar a sus prisioneras. Una personalidad escindida.

Y allí hay un corte y de ahí la idea de díptico. En determinado momento el personaje interpretado por Marina Cohen lleva a lo más profundo su determinación y pasa a contener en si misma al régimen fascista. Se dirige al Führer, le expresa toda su devoción y su fidelidad con la causa. Sin juzgar al personaje, habiendo logrado generar cierta empatía con el personaje por parte del público, cruza todos los límites de sus excesos y se ubica por encima de toda degeneración. La actuación brutal de Marina Cohen nos deja sin respiro. En ella podemos encontrar al fascismo en su expresión más despiadada. Con una energía animal nos conduce al fin de este circuito de la perversión.

Despojada de toda escenografía, a excepción de un inodoro como único objeto presente, Marina Cohen llena el espacio sorprendiendo al espectador con su interpretación bestial y desbordante. Se desplaza por el escenario en una suerte de coreografía que vislumbra las formas de un sistema: Riguroso, mecánico, severo e inflexible. El juego de luces minimalista la acompaña en sus movimientos. Se abre y se cierra, es más o menos intensa según lo amerita el momento. Bildungsroman es teatro en su sentido más puro.

 Teatro: Teatro del Abasto – Humahuaca 3549 (CABA)

Entradas: $ 80

Funciones: Sábados 19:00hs.

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →