A Sala Llena

Dovoie Sestri en Casa Brandon

Domingo 13 de noviembre

Ana Kusmuk: voz y coros / María Kusmuk: acordeón / Juan Tauil: voz y coros/ Tomás Rodríguez: bajo / Rodolfo Lozano González: saxo tenor / Alberto Fernández Comedi: derbake / Taky Karakatsanis: batería.

Sin la vehemencia que propone Emir Kusturika & The Non Smoking Orchestra, o los arreglos de Goran Bregovic, que sin negar sus raíces le imprimen un ritmo fuerte y veloz, precisamente para introducirla de este lado de los Balcanes, Dovoie Sestri rompe con el falso mito de que la música de Europa del Este siempre debe ser eufórica. En cada una de sus versiones, transmiten y reivindican las auténticas raíces de aquellas lejanas culturas profundamente golpeadas por terribles conflictos bélicos tanto a comienzos como a fines del siglo pasado.

Dovoie Sestri (Dos hermanas) comenzó en 2006, siendo un dúo conformado por las hermanas Kusmuk, quienes encontraron su mayor referente en su abuela María Romachesky, que alguna vez dejó su Siberia natal para instalarse en un pueblo de Santiago del Estero. Al poco tiempo, se incorporó la voz grave de Juan Tauil, quien además aportó sus raíces sirias. Así se fueron sumando los restantes músicos, cada uno no solamente con su talento musical, sino también con la influencia de sus ancestros.

En esta oportunidad, ofrecieron un variado repertorio que incluyó prácticamente la totalidad de los temas incluidos en el muy recomendable disco debut Dovoie Sestri, de reciente edición.

La presentación arrancó con “Nie ma nie ma ceibe” de Goran Bregovic y siguió con “Moldavian Song” de Emir Kusturica. A la nostalgia con que fueron ejecutadas estas canciones, le sucedió la alegría de la polka tradicional rusa “Starosta” que fue tomada de la versión del Chango Spasiuk. El acordeón –el alma de la formación- era melancólico y triste por momentos y alegre y hasta casi circense, por otros, como casi toda la música del este europeo. No faltaron “Ivanco”, “Moj Dilbere”, “Hop, hop, hop”, “Ochie Chornye”, “Kalinka” y “Vivan los novios”. Si bien fue un show absolutamente disfrutable, de principio a fin, impecable en sonido y en comunicación con el público, mención aparte –y esto es muy personal- merece el momento en que fui gratamente sorprendida con una  extraordinaria versión de “Yekermu Sew” de Mulatu Astatke. ¿Quién no se acuerda de Bill Murray escuchando una maravillosa y atrapante  música que su vecino etíope le había dejado, mientras conducía su automóvil rumbo al encuentro de una reciente verdad revelada, en la genial Broken Flowers de Jim Jarmusch? Particularmente me gustó tanto esa música que busqué hasta en el viejo continente el Volúmen 4 de la serie de cds “Ethiopiques” que incluía la versión original de esta canción grabada en los ‘70. Quienes me conocen saben bien que soy la enfermita de los cd’s, así que ante la imposibilidad de conseguir en disquerías el mentado Volumen 4, hice caso omiso a las consecutivas recomendaciones de bajarlo de Internet y me resigné a escuchar Yekermu Sew en la película. Entonces, escucharla en vivo, genialmente versionada por estos impresionantes músicos, con el plus de la letra escrita por Juan Tauil, fue un regalo inédito y extra para mis oídos.

A no perderse la próxima presentación dovoiense el próximo viernes 2 de diciembre a las 21.30hs en Sala Mediterránea (Tucumán 3378), con Pablo Mezzelani como músico invitado y los pies danzantes de Vanesa Menelli.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →