A Sala Llena

El perro pequinés

 

El perro pequinés

Dramaturgia y dirección: Alfredo Ramos. Diseño de Luces: David Seldes, Diseño de Escenografía: Felix Padrón. Diseño Sonoro: Javier Bustos. Elenco: Alejandro Barratelli,  Gonzalo Dutria, Carolina Ferrer, Karina Frau, Harry Havilio, Leonardo Martínez y Uriel Milsztein. Prensa: Duche / Zarate

Los neuróticos sueños de una familia tipo

Todo grupo familiar es su propio universo y cada uno de sus integrantes tiene sus propios conflictos, virtudes o disonancias. Esto no será excepción en la tapicería de Marcos (Harry Havilio), inmigrante polaco que queda viudo e intenta llevar las cosas adelante con sus conflictivos hijos Iosi (Leonardo Martínez) de 19 años y Judith (Carolina Ferrer) de 16. Para esto siempre contó con la ayuda de Rifke (Karina Frau), su cuñada a la que le tiene un cariño que le es difícil revelar, amor que le será acechado por el Sr. Limansky (Uriel Milsztein) usurero del barrio, y hasta por el afecto platónico que le mantiene Dvorkin (Alejandro Barratelli), médico y amigo del dueño del local.

Estos excéntricos personajes serán los principales protagonistas de El perro pequinés, la nueva obra de Alfredo Ramos. Pero los conflictos para Marcos no serán todos en torno a su sobreprotección de Rifke, ya que los mayores problemas constarán en que su hija este desesperada por casarse con Manuel (Gonzalo Dutria), el torpe hijo del almacenero, o que Iosi quiera escaparle a la tapicería para ganarse la vida en un programa de preguntas y respuestas de la televisión, y encima ocultando su apellido bajo un seudónimo.

La obra mantiene características grotescas y relata una divertida parodia a los hábitos de la religión judía y al conservadurismo de finales de la década de 1950. Ramos recrea de gran manera una época con decorados y vestuario acorde a la ocasión, en tanto que se destaca el gran trabajo escenográfico de Félix Padrón.

El perro pequinés nos mostrará los anhelos de cada uno de sus personajes, resaltando los deseos de los más jóvenes: el casamiento y las ganas de incursionar en el mundo sexual por parte de Judith, como las ansias de Iosi por ganar un concurso respondiendo sobre tango en Odol pregunta por un millón de pesos conducido por Cacho Fontana. Respecto a esto último se puede apreciar un muy buen recurso utilizado por el director al mezclar la dramaturgia con lo audiovisual, ya que para la obra se recreo el programa, el cual será observado por los protagonistas mediante el dispositivo televisivo.

En conclusión, El perro pequinés de Ramos resulta una entretenida comedia que intenta destacar una forma teatral popular en dónde su elenco se enfatiza por su muy buena actuación, interpretando personajes neuróticos que se incursionan en lo bajo de la cultura social argentina, transitando entre la tragedia, los miedos y sueños que mantienen cada uno de ellos.

Teatro: La Carpintería – Jean Jaures 858

Funciones: domingos a las 21:00 horas

Entrada: $50.- Estudiantes y jubilados: $35

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

X

LEER MÁS →

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →