A Sala Llena

El Recomendado de Enero

Para empezar el año bien arriba…

Ornette Coleman – The Shape of Jazz to Come (1959)

Ornette Coleman | Saxo Alto.

Don Cherry | Pocket Trumpet.

Charlie Haden | Contrabajo.

Billy Higgins | Batería.

Para sacar un disco y ponerle de título The Shape of Jazz to Come – “la forma del jazz que se viene” – el mismo año que fue editado el revolucionarioKind of Blue de Miles Davis hay que o bien ser un genio, o estar loco. Quizás un poco las dos cosas. Ornette Coleman fue el que puso la trucha en la tapa y se bancó la que viniera ejecutando una música incomprensible para sus colegas de por aquel entonces (luego eso que hacía se denominaría free jazz, pero nadie sabía cómo definirlo) junto a sus incondicionales Don Cherry, Charlie Haden y Billy Higgins. Propuso un cambio de paradigma y vaya que lo logró.

9

Coleman y sus secuaces conformaron un cuarteto deforme para su época: todos podían ser solistas pero a la vez acompañaban al resto. Tocaban libremente frases donde armonía, melodía y ritmo (las famosas harmolodics de las que siempre habla el saxofonista) eran igual de importantes. ¿Qué les otorgaba la libertad de improvisar y tocar frase tras frase sin preocuparse por si esta armonizaba o no? Bueno… ¡la ausencia del piano! Adiós acordes, adiós a la camisa de fuerza: bienvenida la libertad para tocar no te digo cualquier cosa que saliera del corazón, pero casi. Bajo esa bandera grabaron el disco y tocaron durante 1959 como banda estable en el mítico Five Spot, donde los bajaban a trompadas por la música que hacían. Nadie los quería. Dizzy Gillespie dijo “no sé qué tocan, pero no es jazz”. Miles Davis decía “mira lo que toca, el tipo esta todo podrido por dentro”, y así todos los grandes del momento.

El disco es sorprendente. Comienza con una canción que se transformaría luego en un clásico del saxofonista, “Lonely Woman”, que arranca con un ride intratable cortesía de Higgins y un Haden tocando su contrabajo en plan stoner rock hasta que se unen Coleman y Cherry con la melodía principal. Luego, al instante empiezan las improvisaciones y la joda hasta que vuelven a la melodía principal. Todos los temas tienen casi la misma dinámica: una introducción y presentación de la melodía principal, los momentos solistas compartidos y el cierre nuevamente con la melodía introductoria. En “Eventually” ponen quinta a fondo y tocan urgentemente, como si los estuviera corriendo el diablo. Don Cherry se luce con su trompeta soltando frases cargadas de notas afiladas que son festejadas por sus compañeros. “Peace” trae la paz… ¡ja! Un muy buen blues con una melodía genial. Se destaca al comienzo la habilidad de Haden con el arco sobre el contrabajo, y luego, a lo largo de todo el tema, el walking animal que ejecuta. Es un tema largo y muy calmo, lindo para apreciar el sonido que le saca cada músico a su instrumento.

El cuarto tema, “Focus on Sanity” es el tema de Billy Higgins. Empieza tranquilo acompañando a Haden mientras este hace un solo, pero en un momento se desata y empieza a tocar él un solo bestial, lleno de swing, hasta que vuelven a bajarlo a la tierra Coleman y Cherry, tocando la mini melodía principal de la canción. “Congeniality” tiene aires cool, una buena melodía en tono mayor para dar algo de respiro al oyente entre tantas disonancias y cortes abruptos. El disco cierra con “Chronology”, que trae un solo bestial de Ornette, como para concluir a lo grande la obra.

Advierto que no es un disco que se escucha fácil, de una. No. Hay que darle algunas vueltas hasta entrar al mundo del free, de la libertad misma hecha música. Pero hagan el intento, enserio. Coleman, genio incomprendido en su momento, los guiará con su saxo de plástico color blanco -si, tocaba con un saxo de plástico- a la estratosfera, y de ahí, podrán elegir como continuar su viaje. Eso sí, totalmente renovados y con la cabeza centrifugada.

Temas que componen el disco:

1-           Lonely Woman.

2-           Eventually.

3-           Peace.

4-           Focus on Sanity.

5-           Congeniality.

6-           Chronology.

Si te gusto este disco no dejes de escuchar:

Roberto Pettinato – Same Egg

Ornette Coleman & Pat Metheny – Song X

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Andor

LEER MÁS →

Argentina, 1985

LEER MÁS →

La huérfana: el origen (Orphan: First Kill)

LEER MÁS →