A Sala Llena

Isósceles. “Dos contra uno”

alt

Isósceles. “Dos contra uno”

Dirección General y dramaturgia: Mariana Chaud. Producción: Tres Abogados Anónimos. Iluminación: Matías Sendón. Vestuario: Carolina Sosa Loyola. Escenografía: Alicia Leloutre. Producción Ejecutiva: María La Greca y Macarena Mauriño. Elenco: Dolores Fonzi, Violeta Urtizberea y Ezequiel Díaz. Prensa: Tommy Pashkus.

Tener un novio o una novia es lindo. Tener una amiga o un amigo, está buenísimo. Pero a veces tener las dos cosas se complica.

El triángulo isósceles es aquel que tiene dos lados iguales y uno desigual. En esta relación de amigos y pareja ocurre lo mismo. Por momentos hay dos que conectan y un tercero que no encaja, que sobra, que desentona.

Los vínculos en este triángulo ¿amoroso? entre amigos, compañeros y pareja van mutando a través del tiempo.

En un primer momento nos encontramos en una habitación de jóvenes universitarios, intentando realizar un trabajo práctico para la facultad. Estudian geología. Ésta tarea se vuelve harto complicada cuando hay hormonas juveniles en llamas. Cynthia y Roberta compiten por llamar la atención de Gonzalo. Y él, claro, se siente atraído por ambas.

Cynthia viene del interior, es súper inteligente y responsable, estructurada y seria, con principios morales bastante inamovibles.

Roberta en cambio no tiene muchas complicaciones. El estudio no le interesa en lo absoluto y sí sabe divertirse. Es tontona pero muy simpática.

Gonzalo está ahí…intentando seducirlas a ambas, haciendo pasitos de capoeira, cantándoles Silvio Rodríguez….y las escenas rondan por lugares comunes donde muchos nos sentimos identificados.

Hay un momento de corte. Cambio de escenografía. Pasó el tiempo.

Los jóvenes de 20 ya andan por los 35 y la escena se desarrolla en el mismo departamento donde vivía Cynthia en su época de estudiante.

Ahora Cynthia y Gonzalo son un matrimonio consolidado. Se dedican a la docencia universitaria y en secundarios pero bien es sabido que la inteligencia y el dinero no van siempre de la mano. Roberta, en cambio, a pesar de su poca vocación al estudio y su falta de cultura, ha sabido colocarse al mando de una petrolera y cobrar muchísimo dinero. Pero en cuanto al corazón…dice estar muy sola.

Gonzalo sigue sintiéndose atraído por su mujer (Fonzi), pero ella siempre está cuestionándose, cuestionándolo, arruinando momentos de diversión con preguntas profundas o reclamos o sacando a la luz asuntos de mucho tiempo atrás…Esto es terreno fértil para la Srta Roberta, quien se muestra decidida, soltera, fiestera y continúa provocando a Gonzalo, que no es de madera…

Una cena en donde el reencuentro resulta intenso. Amor y odio conviven en esta relación triangular. Rencores, recuerdos, dudas, seducciones, atracciones. Pase de facturas, pedidos laborales, champagne y vino, souvenirs de viajes, ñoquis y sincericidio. Un reencuentro, (de los que hoy en día tenemos muchos “gracias” al Facebook) en el que se evidencian los distintos caminos de vida que ha tomado cada uno y que han hecho que hoy cada uno esté en donde está.

Lenguaje simple y creíble, actuaciones muy bien interpretadas. Los tres están bien firmes en el escenario, pero permítaseme poner el acento en V.Urtizberea. Como siempre, con solo emitir dos palabras, esta actriz genera un clima de inocencia, ternura y humor. Aunque su personaje tenía actitudes de turra total…!

Mariana Chaud nos acerca esta comedia que hace reir de verdad y que también tiene su lado cuestionador y profundo. Uno se podrá ubicar en alguno de los tres lados de éste triángulo. Vos… ¿de qué lado estas?

Teatro Chacarerean – Nicaragua 5565

Funciones: Viernes y Sábados. 21hs.

Entradas desde $70

alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS