A Sala Llena

La Isla Desierta

alt

La Isla Desierta

Dirección: José Menchaca. Texto: Roberto Arlt. Sonido: Cruz Aquino. Actúan: Laura Cuffini, Mirna Gamarra, Marcelo Gianmmarco, Eduardo Maceda, Francisco Menchaca, Juan Carlos Mendoza, Mateo Terrile. Prensa: Valeria Solarz.

El Centro Cultural Konex nos recibe esta vez con un halo de misterio. “Nada de celulares. Ni en vibrador, pues las luces pueden alterar la obra”. “Agárrense de los hombros para entrar… ¿Están bien?” Toda esta preparación nos genera un poco de cosquilleos en la panza. Está bien y es lógico sentirlo, bien válidas son las precauciones, pues en breve nos meteremos en una sala completamente a oscuras.

Esta es la metié del teatro ciego, ¿no?

Para quiénes nunca hayan atravesado esta experiencia. Es muy interesante. Se ponen en juego miedos, ansiedades; se desarrollan sentidos, sobre todo el oído y el olfato; a la vez, la imaginación también se desarrolla y vuela preguntándose: “¿Quién estará sentado al lado mío?”, “¿cómo será la cara de éste actor?”, “¿Cómo será la sala?”, “¿Cuántos actores hay en escena?”, “¡Uy! ¿Te tocaron a vos también?” “¿Oliste eso? Me hace acordar a un aroma de la infancia…”

Todo esto le brinda al espectador un rol muy activo evitando en todo momento que caiga en el aburrimiento.

La Isla Desierta es una historia que se viene desarrollando hace más de una década por el grupo “Oscuro”. Los actores están preparados para hacernos vivir del mejor modo posible, la experiencia “a ciegas”. De hecho, la mayoría de ellos son no-videntes.

El argumento de la obra no es el fuerte de la misma. La historia se desarrolla en una oficina, donde varios empleados ataviados y acostumbrados a la rutina comienzan a sentirse tentados a conocer nuevos lugares e historias en el mundo. Estas historias vienen de la mano del sonido de los buques que circulan cercanos y sobre todo de un empleado de ordenanza, un cordobés aparentemente encargado de la limpieza, que comienza a contar las historias de sus tatuajes mientras sus compañeras femeninas se deleitan con su cuerpo y su actitud seductora. Cada una de esas historias transcurría en medio de distintos paisajes naturales y surge tras alguna experiencia heroica de quien los porta.

Así se genera el espacio perfecto para desarrollar todo tipo de estímulo e historias de aventuras. Este hombre “de mundo” va transitando por el mar, la selva, las calles de oriente… y estas historias vienen acompañadas por un riquísimo condimento que no es la vista. Olores, sonidos, se le irán presentando al “espectador”, haciéndolo vivir una experiencia muy real y sensorial donde realmente no es necesario ver lo que está transcurriendo para sentir. Sentir con todo el cuerpo y con todos los sentidos, desligándonos de la vista, que muchas veces está sobrecargada en estas épocas tan “visuales” donde la imagen juega un rol preponderante. Sentiremos risa, fastidio, y lograremos compenetrarnos con la historia que nos están contando.

La obra dura aproximadamente una hora y media. Quizás se podría resumir un poco, pero bien vale la pena transitar esta experiencia para seres audaces y creativos.

Teatro: Ciudad Cultural Konex – Sarmiento 3131

Funciones: Viernes y Sábados 20:15 hs y 22:15 hs

Entrada: $ 80,00

alt

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar...

Nocebo

LEER MÁS →

Ruido de fondo (White Noise)

LEER MÁS →

Triangle of Sadness

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Búsqueda por título
Búsqueda en contenido
Post Type Selectors

ÚLTIMAS ENTRADAS