A Sala Llena

La Tempestad

Obra Original: William Shakespeare. Dramaturgia y Dirección: Robert Sturua. Director Artístico: Alexander Kaliaguin. Traducción al ruso: Mijaíl Donsky. Traducción al español: Natalia Kovaleva. Elenco: Alexander Kaliaguin, Viacheslav Zajarov, Kirill loskutov, Sergei plotnikov, Sergei Davidov, Alexander Nikiforov, Grigori Starostin, Vladimir Skvortsov, Andrei Kondakov. Coordinación de Producción: Macarena Mauriño y Mariana Toledo.

Los restos de la venganza.

La obra del dramaturgo británico William Shakespeare se ha convertido para la sociedad occidental en una de las referencias insoslayables sobre las pasiones, la moral y los valores humanos a través de un uso extraordinario de los recursos lingüísticos en el idioma inglés, que según algunos críticos como el reconocido Harold Bloom, han alcanzado los límites del lenguaje. La crítica, los dramaturgos posteriores, el romanticismo y muchos autores consagrados han señalado a Shakespeare como un inspirador de todo el teatro y la poesía con sus maravillosas obras, entre las que se destacan principalmente Hamlet y Macbeth, con sus cautivantes historias de traiciones y venganzas.

En el caso de La Tempestad, considerada por varios críticos como la última obra en solitario del autor, la historia se centra en el personaje del legítimo Duque de Milán, Próspero, quien ha sido exiliado por su hermano, el usurpador del título de nobleza, a una isla remota. Con sus artes mágicas, Próspero conjura una terrible tormenta que destruye el barco en el que navega su hermano y así comienza el plan del taumaturgo para retornar junto a su hija Miranda a sus añorados dominios.

La adaptación del director georgiano Robert Sturua, quien ya ha puesto en escena varias obras en el Teatro San Martín desde la década del ochenta, siendo la más reciente, El Luto le Sienta a Electra de Eugene O’Neill, respeta las características tragicómicas y románticas de la obra original pero también sus elementos satíricos y bufonescos, que remiten a la Comedia del Arte italiana.

La obra es interpretada en ruso por actores de la compañía del Teatro Et Cetera de Moscú, dirigida por Alexander Kaliaguin, quien además interpreta de forma sublime a Próspero bajo la dirección de Sturua. Aprovechando al máximo el espacio de la Sala San Martín Coronado, la puesta en escena monta pantallas que cubren todo el escenario proyectando imágenes como la de la tempestad que arrecia con el barco de Alonso, que lleva además a su hijo Fernando. Los estruendosos sonidos y los abruptos cambios de iluminación le proporcionan a la obra una mezcla de sensaciones que sacuden al espectador, a la vez que lo cautivan con la belleza de los vestuarios y las transformaciones de un escenario en constante metamorfosis.

En esta nueva versión de La Tempestad, los directores captan todo el espíritu del rencor y la venganza de un Próspero que ha llevado la cultura a una región inhóspita a través del lenguaje, con el cual ha dominado a Calibán y los demás habitantes. Las traiciones y el odio de todos los personajes hacía sí mismos y hacia sus enemigos, pero también el amor y el perdón, se hacen presentes en el trabajo de Sturua, quien considera a la bondad con el enemigo uno de los máximos legados de Shakespeare.

Con La Tempestad, el escenario cobra vida y se mueve junto a la plasticidad de los actores. La iluminación encandila al espectador con el despunte del día y enmudece melancólicamente con la belleza del anochecer para agitar el escenario con la tempestad. Todo en esta adaptación es una gran ilusión: Sturua, Kaliaguin y su compañía llenan el escenario de la magia que el teatro tanto necesita para reinventarse a través del prisma de lo clásico.

calificacion_5

Teatro: Teatro San Martín. Av. Corrientes 1530.

Entradas: Platea: 320 pesos. Pullman: 280 pesos.

Funciones: De Martes a Domingo 20:30 hs.

Por Martín Chiavarino

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar...

Argentina, 1985

LEER MÁS →

Mete miedo

LEER MÁS →

Rubia (Blonde)

LEER MÁS →