A Sala Llena

Unione Benevolenza

alt

Unione Benevolenza

Dirección y Dramaturgia: Natalia Paganini. Vestuario: Yamila Ornella Gentile. Escenografía: Irina Cervilla, María Rita Rovati y Deborah Luaces. Diseño de Luces: José Luis Misevich. Realización audiovisual: Florencia Orce, Ivana Ostertag, Leandro León y Pablo Moro. Elenco: Miguel Angel Vigna, Mariana Paganini, Florencia Orce y Sofía D’Afflito.

Una carnicería venida a menos y estancada en el tiempo. La habitan Mingo, su novia Roxana y la hermana menor de él, Isabel. Los tres conforman una familia que decidió resistir al avance del tiempo y al progreso; conviven con los recuerdos, negando su realidad. Aislados de todo y de todos, sobreviven como pueden y mantienen un débil equilibrio. Este se rompe cuando reciben una inesperada visita, que les cambiará su rutina y, tal vez, su futuro. Secretos y añoranza que se mezclan y remueven la historia –y los hábitos- de los personajes y su barrio.

El relato se desarrolla en el interior de la carnicería, un ambiente plagado de elementos que remiten a la nostalgia de tiempos pasados y mejores. El espacio es el reflejo del interior de los personajes que habitan en él: se ve dejadez, suciedad, abandono, olvido. Pero a la vez, recuerdo. Olvido de los demás, los vecinos, que pareciera que no pisan desde hace años la que fuera la próspera carnicería del barrio; olvido de sus habitantes, que se convirtieron en seres extraños que viven en un mundo propio. Y olvido de los que ya no están, y de los que nadie se pregunta qué fue de ellos. Por otro lado, recuerdos del pasado, de los tiempos felices, de la familia unida. Una mezcla de emociones que es como un caldero a punto de explotar.

El trabajo de los actores es tímido al principio, pero a medida que la historia avanza se consolida. Las actuaciones son un poco exageradas por momentos, pero sin alterar el sentido del texto. La dicción, sobre todo en el personaje de Roxana, dificulta un poco la comprensión y hace que se pierdan algunas líneas de texto.

A través de una puesta divertida y cruda a la vez, Natalia Paganini explora, en esta su ópera prima, las miserias de una familia en plena decadencia. La estética del grotesco ayuda a develar y sostener la visión de este mundo como si fuera una pintura. La música hace énfasis en la ambientación, llena de nostalgia. Un relato movilizador.

Teatro: Payró – San Martín 766

Funciones: Jueves 21 Hs

Entradas: $60 – $30

alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

También te puede interesar...

Mamma Roma

LEER MÁS →

El teléfono negro (The Black Phone)

LEER MÁS →

Tu forma de ver el mundo

LEER MÁS →

BUSCADOR

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

CATEGORÍAS

Seleccionar:

ÚLTIMAS ENTRADAS